La sociedad, el matrimonio y la familia

Es importante que las personas tomen responsabilidad y se involucren en la sociedad, de acuerdo a sus propias capacidades y aptitudes. Asimismo, vemos al matrimonio y la familia como pilares fundamentales para una sociedad sana y con buen funcionamiento.

Matrimonio y la familia

El matrimonio y la familia son una parte natural e importante de la vida para la mayoría de las personas.
En la Biblia Dios nos ha dado muchas leyes buenas que hablan sobre cómo Él desea que nosotros vivamos en lo que respecta a estas cosas. Creemos que al vivir de acuerdo a los buenos mandamientos de Dios traemos sus bendiciones sobre nuestras vidas.

Elección del cónyuge – casamiento

La elección de la pareja es una cosa sumamente personal y privada. Naturalmente la mayoría elige a un cónyuge que tenga la misma visión de vida e intereses centrales. Por ese motivo la mayoría de nuestros jóvenes encuentran su pareja dentro de la iglesia. Cuando dos personas se encuentran mutuamente, se comprometen. Siendo la elección del cónyuge una cosa privada, el resto de la iglesia con mucho gusto participa de la celebración. La ceremonia de matrimonio varía de país en país. En algunos países la iglesia tiene la facultad legal de celebrar matrimonios y la ceremonia se realiza bajo el régimen de la iglesia. En otros lugares el matrimonio se celebra en instituciones públicas bajo las leyes y costumbres del país. La fiesta de bodas por lo general es una fiesta de la iglesia con muchos amigos y parientes presentes. Entonces nos alegramos junto a la pareja, quienes por medio de mensajes, canciones y buenas palabras entran inspirados y fortificados en su nuevo estado.

Una buena infancia para los niños

Con el matrimonio normalmente siguen los niños, y vemos a cada niño como un valioso regalo de Dios. Nuestra fe en el evangelio nos da también fe en un buen futuro para los niños que Dios nos da. Creemos que realmente tenemos algo que ofrecerles y que Dios nos da las fuerzas que necesitamos para dar a los niños una buena infancia.

Condiciones para el crecimiento

Todos lo padres desean dar a sus hijos buenas condiciones para su crecimiento; así también nosotros. Hacemos todo lo posible para que niños y jóvenes puedan desarrollarse y desenvolverse en forma natural en un entorno seguro y bueno. Nos ocupamos de cuidar los grandes valores que Dios nos ha dado por medio de nuestros hijos. En esta feliz y exigente tarea, la fe y el entendimiento de la vida que recibimos por la palabra de Dios son de gran ayuda, esperanza e inspiración. La variada oferta de actividades de la iglesia y personas llenas de preocupación también contribuyen aquí.

Seguridad y cuidado

Todos los niños necesitan sentir seguridad y cuidado y como padres tenemos esta responsabilidad. Con el tiempo, el compromiso de cuidar de las diversas necesidades de los niños entra en conflicto con nuestros propios deseos. Entonces es importante entender qué significan en la práctica el auto sacrificio y el amor. La compresión de esto nos trae felicidad y poder de vida a todos nosotros.

Lee también:

 

Educación, profesión y responsabilidad social

La elección personal de la educación y el compromiso social son un reflejo de la libertad individual que nos convierte en ciudadanos buenos y útiles para la sociedad en la cual vivimos.

Nos ocupados de cuidar de los buenos valores sociales, y cada uno de nosotros es libre para trabajar por esto así como le resulte natural.

Los niños en la escuela

La mayoría de nuestros niños asisten a escuelas públicas. Puesto que tenemos tantos niños entre nosotros, nos preocupa tener una buena relación de apoyo con la escuela. Por ello, muchos padres participan en el trabajo de la escuela de diferentes maneras, participando activamente en los consejos de padres y como apoderados. Este compromiso lo consideramos muy útil y positivo para nuestros hijos.

Formación - una decisión personal

El nivel educacional en la iglesia es como el promedio del resto de la población. Lo importante no es cuál formación o trabajo uno tenga, sino usar sus aptitudes y recursos en forma racional. La familia y la vida de iglesia se priorizan antes que una carrera profesional cuando el trabajo y la familia están opuestos. Cada cual debe encontrar donde está el límite.

Compromiso social

La biblia nos insta a orar por los que tienen la responsabilidad de gobernar y organizar en nuestro país.
Nosotros tenemos gran fe en la oración; los resultados de las oraciones son una realidad. Esto lo podemos llamar un compromiso social oculto, y no por este motivo es menos importante.
Los jóvenes toman parte en el servicio militar bajo las mismas condiciones que los demás, y muchos experimentan el servicio militar como un buen tiempo de maduración donde aprenden a pararse sobre sus propios pies y a soportar algunos golpes.
Nosotros no estamos precisamente visibles en la política, pero esto no significa que el desarrollo social, la política en el país y el ambiente local no nos preocupen. Aun así la mayoría elige estar fuera de trabajos políticos, sin que esto sea un impedimento para quien desee votar durante elecciones políticas.

Respetar las leyes y normas, y a través de esto contribuir en lo mejor para el país, es una cosa natural. En el trabajo con niños y jóvenes no ponemos un menor énfasis en darles un entendimiento para obedecer las leyes y tener responsabilidad social.