La vida en la Iglesia

Somos una iglesia con un gran nivel de actividades, tanto espirituales como prácticas. A través de todas las actividades estamos ocupados de fortificar la comunión y el bienestar de modo que cada persona pueda desarrollarse.

Comunión

A partir de las posibilidades y necesidades que hay en cada iglesia local se ofrecen actividades y encuentros frecuentes para todos los grupos de edad.

Lee también:

Reuniones regulares

Los hermanos se juntan varias veces por semana en reuniones. Las reuniones son una parte fundamental en la vida de iglesia, donde recibimos ayuda, exhortación y consuelo y somos fortificados en nuestra fe común. Aunque en la iglesia hay algunos que tienen una mayor responsabilidad para la edificación, es importante que tanto jóvenes como adultos, hombres y mujeres, participen en esto. Hay libertad para aquellos que tengan algo edificante para contribuir y muchos participan testificando, cantando u orando. Esto hace que las reuniones sean vivas e interesantes para nosotros, y de este modo tenemos la oportunidad de conocernos más mutuamente.

Escuela dominical

Desde que los niños son muy pequeños y hasta que pasan de los diez años pueden asisitir a la escuela dominical. Aquí se utiliza todo, desde juegos de roles hasta películas y relatos de historias para enseñar a los niños, tanto historias bíblicas como amor al prójimo. A menudo impresiona a los niños que jóvenes que han llegado a ser felices por el evangelio, relaten con entusiasmo lo que Dios ha hecho por ellos, y cuáles promesas tenemos en la Biblia. En medio de juegos y seriedad niños, jóvenes y adultos son unidos.

Lee también:

El club de actividades

Frecuentemente la mayoría de la iglesias locales realizan diversas actividades para el bienestar de niños y jóvenes, habitualmente a través del club de actividades. Esto puede ser desde campamentos al aire libre, tardes de hobbies y competencias deportivas. Las actividades son principalmente lideradas por jóvenes mayores, y ellos usan su tiempo libre para trabajar con los niños y jóvenes como bueno ejemplos para ellos. Así se despierta el interés de los niños por su llamamiento celestial, al mismo tiempo que aprenden a apreciar valores como honestidad, colaboración, cuidado y compasión.

Lee también:

Enseñanza bíblica

Cuando los niños cumplen 14-15 años se les ofrece participar en estudios bíblicos. El objetivo de esto es que los participantes puedan aprender a conocer la palabra de Dios y los valores que llevan a una rica vida cristiana. Por lo general los estudios bíblicos se realizan semanalmente durante medio año y finalizan con una fiesta de la iglesia.

Lee también:

Reuniones de jóvenes

En la Iglesia hay muchos jóvenes, y en la mayor parte de las iglesias hay reuniones semanales para ellos. Las reuniones son realizadas por y para jóvenes entre 12 y 35 años y normalmente son dirigidas por el líder de los jóvenes de la iglesia local. Como es común, todos pueden participar en la edificación y muchos jóvenes participan con mensajes, testimonios, canciones y oración. Los temas de las reuniones son aquellos que ocupan e interesan a los jóvenes.

Les også:

Conferencias regionales, nacionales e internacionales

En muchos países tenemos centros de conferencias propios. Además de reuniones edificantes, las conferencias a menudo ofrecen actividades tanto deportivas como culturales..
El centro de reunión más importante de la iglesia es el centro de conferencias Brunstad en Stokke, junto a Tønsberg. Aquí se realizan conferencias internacionales varias veces al año. La mayoría de la conferencias se realizan durante vacaciones y feriados, y algunas son para grupos específicos. Varios miles de hermanos de todo el mundo participan en las conferencias, además de que las reuniones son seguidas por miles de hermanos vía TV directa.

Las conferencias y actividades de muchas índoles contribuyen a desarrollar la comunión más allá de límites de ciudades o países.

Lee también:

Ocasiones festivas

Hay mucho para celebrar y en la iglesia aprovechamos con frecuencia las oportunidades para reunirnos en celebraciones. Qué es lo que se festeja, varía entre países y culturas, pero festividades cristianas como Navidad y Pascua son por supuesto celebradas, según tradiciones locales. Los mismo con fiestas nacionales, y menudo los hermanos aprovechan estas ocasiones para juntarse a celebrar. Los cumpleaños también se celebran en forma normal, y por lo general con familiares y amigos. En fiestas especiales habitualmente se reúne toda la iglesia local y se festeja con canciones, mensajes y palabras de edificación.

Una rica vida como sénior

Envejecer trae a la vida nuevas dimensiones y limitaciones. Nosotros valoramos mucho a nuestros ancianos y a la sabiduría y experiencia que representan. Mientras que las fuerzas jóvenes se ocupan de las tareas más prácticas, muchos ancianos usan mucho de su tiempo para el servicio de oración, para mucha ayuda y aprovechamiento de toda la iglesia. Muchas iglesias locales también organizan encuentros de ancianos, con actividades y paseos. La comunión y el ambiente que reina en tales ocasiones hacen que uno especialmente pueda ver con claridad los buenos frutos que surgen de la fidelidad y auto sacrificio a través de una larga vida.

Lee también:

 

Dones de Gracia – talentos

Los dones de gracia, o talentos, pueden venir desde el nacimiento o uno los puede recibir como regalos de Dios más tarde en la vida. Nosotros deseamos usar los dones de gracia para edificarnos y ayudarnos mutuamente en todas las maneras.

Tenemos diferentes dones de gracia, tales como evangelizar, hablar en lenguas, interpretar lenguas, liderar, llevar a cabo tareas prácticas, ocuparse del prójimo, etc. Con libertad y cuidado cada uno puede utilizar sus dones de gracia y ser una ayuda y provecho allí donde sea necesario. Además, por fe en Dios podemos pedirle los dones de gracia que precisamos para poder cumplir con las necesidades que hay a nuestro alrededor.

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu, a otro fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. 1 Co. 12:4-13.

 

Organización y estructura

Hoy en día nos encontramos en aproximadamente 180 lugares en más de 65 países alrededor del mundo. No obstante, somos una iglesia con un pequeño grado de organización formal.

Tenemos una gran fe en el obrar y dirección de Dios en cada persona que tiene una disposición desinteresada y positiva. Nuestra comunidad, por tanto, está construida sobre el hecho de que cada persona usa sus capacidades e intereses individuales para el bienestar y edificación de la iglesia.

Iglesias locales

La mayoría de las iglesias locales tienen reuniones semanales. Estas son realizadas en locales de reunión propios o alquilados, o en casas privadas. Además las iglesias locales ofrecen una gran variedad de actividades sin importar la cantidad de personas o sus edades. Durante las reuniones hay libertad para participar en la edificación. De esta manera, los hermanos y hermanas – hombres y mujeres – crecen para servir y ayudarse unos a otros. Las iglesias locales trabajan estrechamente colaborando tanto a nivel nacional como internacional. Esto ocurre a menudo en relación con las conferencias nacionales e internacionales.

Líderes de la iglesia

La responsabilidad de las eventuales propiedades de una iglesia recae sobre el directorio local. Éste está formado por el hermano responsable respectivo junto a varias otras personas. En cada Iglesia hay uno o varios responsables y la mayoría no tiene formación teológica. Por la fe y obediencia hacia la palabra de Dios, cada individuo crece y se desarrolla en forma natural hacia este servicio y gana confianza. De esta forma se eligen los líderes según el patrón bíblico. Una vez al año se reúnen los hermanos responsables de varias iglesias locales. Fuera de esto, no hay otro tipo de institución central o administración.

Directiva central

La iglesia tiene una directiva central que consta de tres personas dispuestas de la misma forma como líderes de la iglesia. Sumado a esto, se reúnen los hermanos líderes de las diferentes iglesias locales una vez al año, además de las conferencias internacionales en Brunstad.