– Amo tomar mi cruz cada día

Escrito por: Milenko van der Staal | Publicado: viernes, 05 de agosto de 2011

Bernt Stadven

  • Bernt Stadven nació en Åfjord, al Sur de Trøndelag el 06 de julio de 1931
  • Se casó con Liv Sandvik, con quien tuvo ocho hijos
  • Fue el jefe del edificio municipal de la comuna de Ski en Akershus por cerca de 40 años
  • Es el responsable de la iglesia en Oslo/Follo desde 1992

Desde que cumplió los 18 años de edad y Dios se hizo presente en su palabra, Bernt Stadven, hoy de 80 años, ha tenido una fe total y completa de que es posible llegar a la perfección por el andar tras las pisadas de Jesús.

Este verano miles de hermanos de todo el mundo pudieron presenciar el cumpleaños número 80 de este hombre fiel, el cual se llevo a cabo en el centro de conferencias de Brunstad. En la ventana superior puedes ver y oír extractos de lo que el propio cumpleañero y varios de los presentes tenían en su corazón.

Como joven Bernt Stadven fue fuertemente influenciado por el entorno misionero al cual su familia pertenecía. Ya en su juventud sintió cómo Dios influía en él, y en su confirmación se decidió a vivir una vida piadosa.

Recibió el Espíritu Santo por un acto de obediencia

Cuando tenía 18 años hubo gran avivamiento en el pueblo, y Stadven sintió el deseo de ser bautizado con el Espíritu Santo. Durante un mes oró por esto, sin tener resultados, hasta que un día sintió que debía orar en voz alta en una reunión de oración. Él no era una persona desenvuelta ni muy audaz, sin embargo fue obediente a lo que sintió y oró lo que él mismo describe como una oración seca. De inmediato experimento una fuerza física que fluía por todo su cuerpo, como de un cable de alta tensión. En Hechos 12,5 está escrito que Dios da su Espíritu a quienes le obedecen, y de esto se dio cuenta claramente Stadven ese día.
– Ese único acto de obediencia sobre orar en voz alta, fue suficiente para desencadenar el poder del Espíritu Santo, cuenta Stadven, ¡poder que desde entonces nunca lo ha abandona!

Creyó en lo que estaba escrito
 

Stadven se interesó vivamente en la Palabra de Dios y con entusiasmo comenzó a leer la Biblia. Hubo tres cosas que en forma particular noto: que en muchas partes está escrito sobre una victoria personal sobre el pecado, que tenemos que llegar a ser perfectos como nuestro Padre Celestial es perfecto, y que somos llamados a andar en las pisadas de Jesús. Esto es algo asombroso, que tiene muchas consecuencias en la vida de un hombre si se toma literalmente.

– Nunca he sido dudoso, afirma Stadven. He tenido plena fe desde que tengo memoria.
Esto también ha conllevado a que tenga a Dios en su palabra. Stadven comenzó a hablar sobre su fe, sin embargo sus palabras no fueron bien recibidas. Le dijeron que era un joven, ¡y debía recordar que había algo que se llamaba orgullo!

Una mujer que había estado misionando por muchos años, escuchó a Stadven hablar sobre victoria personal. «Sí, también creía en esto cuando era joven y entusiasta, pero la experiencia de la vida dice que esto no es posible» dijo ella, y se refirió a «Gólgota» lugar donde «Jesús venció por nosotros». No fue precisamente un incentivo para un joven entusiasta, sin embargo Stadven optó por creer en lo que había leído en la Palabra de Dios.

Sin embargo en la práctica le era difícil a Stadven llegar a una victoria plena – era particularmente difícil esquivar aquellos pensamientos que él sabía no estaban en armonía con la Palabra de Dios. También tuvo la experiencia de decir y hacer cosas las cuales más tarde se daba cuenta que no eran de acuerdo a la voluntad de Dios. «Diariamente pecamos en nuestros pensamientos, palabras y hechos», esto escuchaba a menudo en una iglesia. ¿Esto va a ser siempre así? ¿No había nadie que viviera una vida en victoria así como la Biblia lo describe?

 

Entró en contacto con personas del mismo sentir

Stadven cumplió con su servicio militar obligatorio en la Marina, y en la escuela de reclutas de Stavanger conoce a un joven que lo invita a una reunión cristiana. Resulta ser una congregación de Brunstad la Iglesia Cristian (entonces sin un nombre oficial), donde finalmente y desde la primera reunión escucha el evangelio acerca de victoria sobre todo pecado. Ahí explican claramente que la tentación no es pecado, sino que una oportunidad para comenzar una batalla contra el mal.
De pronto Stadven se da cuenta que los pensamientos con los cuales tenía problemas eran tentaciones, y ¡que si se ponía de pie firme contra ellos viviría una vida en victoria! La relación con Jesús fue completamente nueva – en lugar de tener a Jesús como una ofrenda por la culpa, fue un modelo a seguir para tener victoria sobre el pecado, ¡Justo como él lo había leído!

En la iglesia Stadven encontró su casa espiritual. Aquí no solo escucho el evangelio acerca de victoria sobre el pecado y seguir a Jesús tras sus pisadas, sino que también experimentó a personas que vivían esto en la práctica. El resultado era una hermandad, o comunión, totalmente única.

El cristianismo es una transformación personal

Stadven comenzó rápidamente a dar su testimonio y hablar sobre esta vida. También habla en contra de un evangelio impotente o pasivo que usa a Jesús como ofrenda de culpa y no como un ejemplo a seguir. Este es un cristianismo sin lucha en contra del pecado en la propia vida, y por lo tanto, uno trata de compartir a Dios con el mundo y sus propios deseos. Sin embargo nadie puede servir a dos señores, está escrito en la Biblia – Stadven se dio cuenta que el cristianismo significa una vida entregada totalmente a Dios – en los pensamientos, palabras y hechos. El cristianismo es una lucha contra el pecado en nuestra naturaleza humana y por lo tanto, una transformación en la imagen de Jesús. (carta a los Gálatas 2, 20).

Un conyugue con la misma fe y entusiasmo

Bernt Stadven encontró su gran amor en Liv Sandvik de Horten. Liv era nieta de Johan Oscar Smith, fundador de la iglesia, quien creció en un hogar donde la Palabra de Dios era central. Ambos compartían la misma fe y entusiasmo, eran el uno para el otro.
– Estábamos muy enamorados cuando nos comprometimos, hoy les puedo decir que - ¡el amor sólo ha aumentado! Esto dice Stadven después de más de 50 años de casados, lo que él mismo describe como «un lecho de rosas». Esto no es porque todo ha sido sin pruebas ni desafíos, sino por su amor mutuo y fe inquebrantable en Dios.
Al poco tiempo de casados se mudaron a Kråkstad en las afueras de Oslo. En Oslo vivía Sigurd Bratlie, uno de los evangelistas y apóstoles centrales de la iglesia. Bratlie fue muy importante en la vida de Stadven. Su predicación fue especialmente clara y de gran ayuda. Ambos tuvieron una relación estrecha y de confianza mutua, que duró toda la vida.

Igualmente es un misionero

A principio del año 1950 Brunstad la Iglesia Cristiana tenía iglesias sólo en los países escandinavos. Sin embargo, la década siguiente experimentaría un enorme desarrollo, primero en Europa y posteriormente en todos los rincones de la tierra. Stadven había crecido en un entorno misionero, y desde su juventud sentía que debía viajar a África como misionero. Esto no ocurrió, sin embargo, Stadven a través de su vida como adulto ha sido un servidor de Cristo en todos los ámbitos, y ha visitado a la mayoría de las iglesias alrededor del mundo para anunciar el evangelio. Él tenía su trabajo regular como administrador del edificio municipal de la comuna de Ski, y trabajaba horas extras y ahorraba hasta sus vacaciones para tener días adicionales de viaje.

Stadven siempre ha sido muy cercano a las personas y ha estado preocupado de su salvación. Jesús habla acerca de tomar nuestra cruz cada día – esto quiere decir tomar una lucha y hacer morir el pecado que vive en nuestra naturaleza. Stadven sabía que este era el mensaje que podía guiar a los hombres fuera del pecado a una naturaleza divina, ya que esta vida él mismo la había vivido.

Particularmente entusiasmado por el espíritu de Revelación

Cuando esta junto a las personas y predica o habla acerca de la Palabra de Dios, Stadven está literalmente en su salsa. A través de los años ha habido innumerables reuniones, tanto en casas particulares como en las iglesias locales y conferencias internacionales donde todos los asistentes han podido experimentar el espíritu de Revelación, y en donde la Palabra ha sido viva y clara para cada individuo.
– El espíritu de Revelación depende de la pureza de las personas y la susceptibilidad para obrar, dice Stadven. Es cuando las personas están interesadas en escuchar, que las escrituras pueden ser abiertas para nosotros. 

Stadven ha vivido y practicado lo que él ha anunciado durante todos estos años, y por eso ha adquirido gran respeto y confianza en la iglesia. Su palabra es clara y firmemente arraigada en la Biblia, la Palabra de Dios. Él tiene un contacto especial con los jóvenes, por lo que no es raro ver su sala de estar llena de gente joven. En conferencias alrededor del mundo podemos ver cómo los jóvenes se reúnen con Stadven, incluso al margen de las reuniones oficiales, para escuchar concentradamente mientras sostiene estudios bíblicos con ellos.

Fiel a través de diferentes épocas

Brunstad la Iglesia Cristiana también ha pasado por épocas difíciles, cuando varios miembros querían algo diferente, creando disturbios y desconfianza en aquellos que tenían la responsabilidad. Por el mantenerse aferrado a la Palabra de Dios y lejos de la murmuración y crítica, continuó Stadven edificando la iglesia durante este periodo, con la misma doctrina y en el mismo espíritu como en el comienzo. Cuando el líder de la iglesia Sigurd Bratlie se debilitó en sus últimos días, naturalmente debió ser reemplazado, y fue Bernt Stadven en 1992 quien se convirtió en el responsable de la iglesia en Oslo/Follo. Desde entonces también ha liderado las conferencias en Brunstad, principal centro de conferencias de la iglesia.

Para los hermanos es especialmente fortificante e inspirador de confianza ver la comunión y confianza que hay entre Stadven y Kåre J. Smith, líder actual de la iglesia, y el resto de los hermanos y hermanas que están a cargo. La iglesia continúa bajo el mismo patrón bíblico, donde Dios constituye a cada uno según su fidelidad y confianza que crece: «Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo…» Efesios 4, 11-12.

Personalmente experimentó victoria sobre el pecado

Cuando Stadven mira ahora hacia atrás en la vida, cuenta que piensa en lo que le dijo una vez una misionera, que la experiencia de la vida demostraba que «tener victoria personal sobre el pecado era algo imposible». Esa vez él optó por creer en la Palabra de Dios, y fue guiado a la iglesia donde escuchó el evangelio de seguir a Jesús tras sus pisadas, el cual no cometió pecado. Él mismo ha llegado a una conclusión muy diferente: La experiencia de la vida demuestra que a través de la obediencia y fidelidad, Dios da la fuerza para poder vivir una vida en victoria, ¡en pensamientos, palabras y hechos!

Testimonio de la cruz en la vida diaria

– ¡Amo tomar mi cruz cada día, y esto lo he hecho desde mi juventud cuando escuche este evangelio! Stadven está en el pulpito de Brunstad, es conferencia de Pascua, y se dirige a un auditorio repleto, con más de 7000 personas, además de las miles que siguen la conferencia alrededor del mundo a través de la transmisión satelital por el canal de Brunstad. La sala está en completo silencio. Cuando este hombre habla acerca de la cruz vale la pena escuchar – ya que esta es la vida que él ha vivido, y sus palabras son con contenido. La Palabra de la cruz – son palabras duras contra el pecado y la impureza, pero de consuelo y esperanza para todos los que quieren servir a Dios y salir de su propio pecado – tanto para los que han comenzado recién por este camino como para los que ya han avanzado más lejos. Estas son palabras pronunciadas por un pastor, profeta y maestro. Es su vida.

Hør Bernt Stadvens eget personlige vitnesbyrd.