Una mujer con poder en sus oraciones

Una mujer con poder en sus oraciones

Escrito por: Judith Grimes | Publicado: lunes, 14 de abril de 2014

Esther Smith contribuyó al desarrollo de la iglesia mediante la responsabilidad que asumió en sus oraciones. Por lo tanto ella permanecerá siempre como una de las columnas firmes de la iglesia.

Conferencia internacional de padres en Brunstad, año 2005

«Su amor era como si una cálida brisa primaveral soplara alrededor de la mejilla y ella hacía todo tan agradable y lindo para uno»

Ella cubre el rostro con su mano y se ríe con tantas ganas que todo su cuerpo tiembla, mientras que su hijo Kåre habla de la infancia durante una reunión panel que se hizo en la conferencia de padres en Brunstad.  Kåre cuenta, que durante su infancia, aún en tiempos difíciles, ella de manera muy creativa lograba hacer espacio para todos los huéspedes que venían de visita.
– Ayudar y consolar, recuerda la mujer de 88 años aún llena de vida y sin dejar de sonreír.

Ella está sentada allí con tanta naturalidad y cordialidad. Todo su ser resplandece de una bondad divina, lo que también se manifiesta en la sabiduría que ella comparte con los miles de padres presentes de todo el mundo.
– ¡El poder del ejemplo es lo más importante! Pero si alguien pide un consejo, es claro que uno debe guiarlo de la mejor manera posible. En este caso es importante tener temor de Dios, para no decir algo solo por decirlo.

Y con su forma de ser honesta y sencilla, añade:
– No me siento tan competente como para ser maestra, pero voy a empezar a practicar – ahora que pronto tendré 90 años...
Y ahí viene de nuevo, su risa contagiosa y cordial, -  todo el público se ríe con ella. ¡Es imposible no quererla!

¿Quién fue entonces esta mujer maravillosa que significa tanto para miles de personas en todo el mundo?

Los Døviken en Nedre Eiker 1917

Esther Døviken nació en 1917 en una granja de Nedre Eiker. Nadie en la familia era particularmente cristiano, pero esto cambiaría cuando Eli, la hermana de Esther, inesperadamente se enfermó de gravedad, tenía solo 10 años. Eli quería que el profesor de la escuela dominical viniera a cantar y a orar con ella. Las últimas palabras dirigidas a su familia fueron: « ¡Deben reunirse conmigo junto a Jesús! La muerte de Eli significó un giro decisivo en la vida de toda su familia.

En 1931, cuando Aksel J. Smith vino a Hokksund para una reunión de jóvenes, Esther y dos de sus hermanas decidieron ir allí. Las tres se convirtieron a Dios al finalizar aquella noche. Esther entonces tenía 14 años.

Aquella decisión se mantuvo durante toda su vida y las tres fueron verdaderas mujeres de fe.

«¡Por lo tanto, podemos agradecer a Dios de día y de noche por su elección! Debemos agradecer y alabar a Dios que él nos envía circunstancias para adentrarnos en lo celestial. »(Esther Smith, 2006)

Esther y Helge

Esther y Helge hicieron un buen seguimiento de la vida en la iglesia, ellos tenían un talento especial de evaluar y ver los desafíos. Su capacidad de observación no la usaron para criticar, sino para ayudar.

En 1942, Esther se casó con Helge Smith, el hijo menor de Johan O. Smith, quien fue el fundador de la iglesia. Su casa ubicada en Grefsen, Oslo, fue un hogar muy hospitalario. Su hogar se caracterizaba por un cristianismo vivo y     verdadero. Esther era muy cordial y le gustaba hacer todo lo mejor posible  y agradable para los hermanos. Ella era una mujer muy buena y cariñosa.

Su amor era como si una cálida brisa primaveral soplara alrededor de la mejilla y ella hacía todo tan agradable y lindo para uno. Siempre fue una bendición estar cerca de ella. Era la vida que ella había experimentado en Cristo que la había consolado de tal manera.

Esther y Helge hicieron un buen seguimiento de la vida en la iglesia, ellos tenían un talento especial de evaluar y ver los desafíos. Su capacidad de observación no la usaron para criticar, sino para ayudar.

Respuesta a las oraciones

Esther tuvo muchas experiencias de fe fuertes con Dios. Muchas veces ella se encontraba en situaciones peligrosas, también con personas que tienen afecciones mentales y personas impredecibles. Ella tenía una notable capacidad de poner los pensamientos en su lugar, por lo que incluso las personas psíquicamente fuertes e inestables se tranquilizaban. Una vez vio a un hombre que comenzó  a pegarle a otro. Esther gritó: « ¡Stop!» Luego se dirigió a ellos y resolvió la controversia de tal manera que al finalizar ambos se escabulleron.

En otra ocasión también parecía ser un caso perdido. Eran tiempos difíciles y  la familia Smith tenía poco dinero.

Inesperadamente el vecino decidió cercar entre su terreno y el terreno de los Smith. El costo, por supuesto, sería compartido entre ambas partes, así que Esther y Helge recibieron una factura por una suma significativa, que debía pagarse unos días más tarde.

Esto era una situación difícil para la familia que no tenía el dinero para este gasto imprevisto. Intentaron buscar una solución, pero sin éxito. La última noche ni Esther ni Helge pudieron dormir y oraron toda la noche. A la mañana siguiente alguien tocó la puerta. Afuera había un hombre con un sobre en la mano.

– Recibí orden de mi jefe que tenía que regresar inmediatamente de mi viaje de  negocios en las montañas para entregarles este sobre. Dijo que era urgente y que tenía que encargarme de hacerlo.

Cuando abrieron la carta, tenían en su mano exactamente el importe de la factura que debían pagar ...

Inclinaciones humanas

– Pero nosotros no seguimos nuestras inclinaciones humanas, sino que nos extendemos hacia todo lo que Dios tiene para darnos, de manera que en nosotros puedan aparecer los rasgos del carácter divino en toda su plenitud.

Esther dijo acerca de sí misma que ella no era una persona fácil. En algunas ocasiones era bien tajante y de carácter fuerte. Ella era muy consciente de esto y lo expresó de la siguiente manera:
– Pero nosotros no seguimos nuestras inclinaciones humanas, sino que nos extendemos hacia todo lo que Dios tiene para darnos, de manera que en nosotros puedan aparecer los rasgos del carácter divino en toda su plenitud.

El día que Esther cumplió 90 años, vino con un consejo para la juventud, contando como ella había llegado a la alegría y a la fuerza en su vida:

– ¡Quiero aconsejarles que tomen una decisión definitiva, de que sea Jesús el que está sentado en el trono de su corazón! Una vez que uno ha declarado que Jesús es el Señor en su corazón,- que él es el jefe, entonces realmente no es tan difícil vencer. ¡Alabo a Dios que nos permite vivir una vida así!

Lo que significó todo

Esther Smith, en el transcurso de los años, fue una verdadera ayuda para muchas personas. Ella no solo amaba a su propia familia, sino que su amor se extendió hacia todas las personas con las que tuvo contacto. Tampoco eran solamente las personas más cercanas quienes la contactaban sino que con frecuencia recibía llamados telefónicos provenientes de toda Noruega y también de otros países. Ella se interesaba por cada uno en particular y todos los que la conocían sentían que significaban algo especial para ella.

«Su misión era guiar a las personas hacia Dios»

Ella oraba mucho, no solo por las personas que le pedían ayuda, sino que también por la actividad en la iglesia, y aconsejaba a otros para que hicieran lo mismo. Mediante la responsabilidad que ella asumió en sus oraciones contribuyó al desarrollo de la iglesia, por lo tanto permanecerá siempre allí como una de las columnas firmes.

Hasta el día de hoy muchas personas conmemoran la vida de Esther Smith. Miles de personas fueron tocadas por su bondad. Cristo era su vida, hasta el último día. Ella vivía muy consciente; su misión era guiar a las personas hacia Dios.

¡Mediante su ejemplo vivo, ella misma fue una fuerza que conducía hacia Cristo y hacia todo lo bueno!

– El testimonio personal de Esther Smith fue: para mí, el entendimiento de estar unida a Jesucristo mediante su muerte y tener un ancla firme en la fe en Dios y en su palabra, significó todo en las distintas etapas de mi vida y en todas las circunstancias con las que me encuentro. Por lo tanto me siento libre de testificar en honor a Dios, que he tenido una vida ricamente bendecida y feliz.

Un libro acerca de la vida de Esther Smith

Se está trabajando en editar un libro acerca de la vida de Esther Smith, el mismo será publicado en el año 2012 por Skjulte Skatters Forlag. En Brunstad.org se publicará más información acerca de esto.