El ciclo de la vida

El ciclo de la vida

Escrito por: Inge Almås | Publicado: martes, 17 de mayo de 2011

Quiénes somos

 
  • Creemos que, después de recibir perdón de pecados, nuestro llamado como discípulos es seguir a Cristo siendo libres del pecado, y llegar a ser santos como Él es santo.
  • Al negarnos a nosotros mismos por medio de la ayuda del Espíritu Santo, entramos en un proceso de santificación.
  • La Biblia es el fundamento y guía de nuestra fe y doctrina.
  • Tenemos iglesias y desarrollamos trabajo de misión en más de 65 países.
  • Este sitio web es especialmente para quienes están interesados en vivir esta vida como un cristiano.

Aprende más acerca de Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC) en  

Yo me valgo a mí mismo, dijo el joven,
sin Dios, sin fe, sin salvación.
¡Quiero vivir y disfrutar la vida mientras pueda!
Soy joven, soy fuerte, y estoy sano.
Quiero ver y experimentar el arte y la cultura;
quiero desenvolverme en la libertad de la naturaleza.
Todo el mundo y su esplendor está a mis pies,
¿por qué habría de necesitar un poder mayor?

No tengo tiempo, dijo el adulto,
para pensar en Dios, en mi salvación.
Quiero progresar y triunfar, ahora mientras puedo.
¡Soy fuerte, tengo energía y salud!
Quiero llegar a lo más alto, recibir reconocimiento y gloria.
Quiero ser aquel que todos aspiran.
Todo el mundo y su esplendor está a mis pies;
su brillo y gloria con gusto quiero gozar.

Lamento profundamente, dijo el anciano,
la gracia no me alcanzará para la salvación.
Me gustaría hacer el bien que pueda,
sin embargo, no tengo fuerza ni salud.
Fui rico, tuve gloria, pero nunca encontré reposo.
Mi corazón se volvió amargo, y mi mente se desesperó.
Todo el mundo y su esplendor estaba a mis pies,
sin embargo, me trajo solo tristeza y desgracia.

Dadle el poder a tu Creador, ahora que puedes,
tu tiempo, tus pensamiento, dadlo todo.
Deja que Él ponga tu corazón, tu alma en el fuego,
deja que Él cumpla con todo lo que ha dicho.
Él no hace la vida cotidiana triste y pesada.
Él te da la alegría de la vida, desde la juventud.
Él es el dueño de este mundo, y te quiere dar todo lo que tiene
¡si lo dejas convertirse en el Pastor de tu alma!