«Hemos visto su estrella en el oriente ...»

«Hemos visto su estrella en el oriente ...»

Escrito por: Jan-Hein Staal | Publicado: miércoles, 11 de diciembre de 2013

¿Entendemos que Dios siempre está muy cerca nuestro? ¿Todos los días, durante toda nuestra vida? Él tiene un plan con todo lo que sucede en nuestra vida. El evangelio de la Navidad realmente puede abrirnos los ojos para esto.

Dios se encargó que aquella estrella apareciera repentinamente en el cielo. La estrella guió a los hombres sabios del oriente durante el largo camino a Belén. «Hemos visto su estrella en el oriente», le dijeron al rey Herodes.

Cientos de años antes, Dios había dicho el profeta Miqueas que el Mesías nacería en Belén. Por ello, justo antes de que naciera el niño Jesús, el emperador Augusto en Roma tuvo la idea de que todas las cientos de miles de personas en su imperio debían ser registradas. De lo contrario el niño Jesús hubiera nacido en Nazaret.

El cielo está cerca

Probablemente fueron muy pocas las personas que aquella vez entendieron que Dios guía todo con exactitud

Probablemente fueron muy pocas las personas que aquella vez entendieron que Dios guía todo con exactitud. Probablemente fueron muy pocas las personas que aquella vez entendieron que el bebé tenía que nacer esa noche en el establo de Belén. Aquella noche también se manifestó claramente lo cerca que en realidad está el cielo, cuando de una gran legión de ángeles resonó: "¡Gloria a Dios en las alturas!" Pero este gran momento pasó desapercibido para los escribas de aquel entonces – a pesar de todo su conocimiento bíblico. Sin embargo, Dios pudo revelarlo para algunas personas piadosas, para algunos pastores sencillos y para algunos hombres sabios del oriente.

Poder ver a Dios

¡Pero, que cerca del cielo y cerca de su Padre Celestial vivió este niño más adelante en la vida!¡Cada día, durante toda su vida. ¡Y de qué forma perfecta el Padre celestial guió más tarde la vida de Jesús! Cada día, durante toda su vida.

Actualmente también sucede mucho en esta tierra, cada día. También sucede mucho cada día en mi pequeño mundo y en el tuyo.

¿Cómo es? ¿Solamente tenemos ojos para nuestro pequeño mundo?

¿Cómo es? ¿Solamente tenemos ojos para nuestro pequeño mundo? ¿O es posible que Dios nos muestre «la estrella en el oriente», para que veamos a Dios en el cielo que está tan cerca?  A Dios, quien también tiene un plan con nuestras vidas. Él, quien desea que vivamos para él. Quien también quiere guiar y gobernar nuestra vida de manera perfecta.

Navidad: la fiesta de la Luz

Navidad: la fiesta de la luz. Navidad: el nacimiento de aquel que dijo: «Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en las tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Juan 8, 12)

Navidad: un mensaje desde el cielo acerca de seguirle a él de todo nuestro corazón, todos los días de nuestra vida – él quien también quiere ser la luz de la vida en tu vida y en la mía.