Métodos de estafa

Métodos de estafa

Escrito por: Inge Almås | Lugar: Stord | Publicado: lunes, 29 de noviembre de 2010

No pasa más de una semana sin que en la TV o en los periódicos se publique la historia de una gran estafa de alguna persona que engaño a otra con dinero. Debo admitir que a menudo he sonreído cuando he visto tales historias. ¿Cómo se puede llegar a ser tan ingenuo?

 Hasta que un día me di cuenta que no solo son las viudas ingenuas que viven en lugares remotos las que se convierten en víctimas de estafas. Por el contrario, resulta que tanto los directores de los bancos, corredores de bolsa, las compañías multinacionales – incluso autoridades públicas quedan con grandes deudas después de haber sido engañados por un astuto estafador. No me sorprendería que alguno de ellos fuera tan inteligente como yo. ¿Tal vez no tendría razones para sonreír?

¿Qué es lo que lleva a una persona confiarle a otra- en muchos casos una persona totalmente desconocida– su dinero? A mi parecer hay dos rasgos comunes en la mayoría de estas historias. El estafador parecía muy digno de su confianza, y le causó a la victima simpatía. Y el o la estafadora le prometió obtener ganancias en forma rápida y fácil. Esto parece ser una combinación imbatible. Siempre al final de una historia como esta se escucha de la víctima decir: «…en retrospectiva, me doy cuenta que debería haber sabido…» ¡Para entonces ya es demasiado tarde!

El mayor estafador en el mundo, es sin lugar a dudas el diablo

 El mayor estafador en el mundo, es sin lugar a dudas el diablo. Él ha engañado a millares de personas en su legítimo derecho a la gloria celestial. Justamente es la misma técnica la que utiliza. Si en el supuesto caso que el diablo en toda su crueldad fuera donde una persona y le dijera «Dame tu alma, sobre tu vida traeré corrupción y desesperación», entonces veríamos que la mayoría de las personas se horrorizaría, y volviéndose a Dios clamarían por salvación. Por esta razón es que él no lo hace.

En lugar de esto, engaña a las personas apelando a sus deseos, susurrándole con confianza al oído: «Piensa lo bien que lo tendrías su tuvieras un poco más de dinero.» O bien: «Eres una persona tan buena, ¿no deberían los demás prestarte un poco más de atención?» Él hace pensar a las personas que la riqueza y el honor conducen a una vida buena. Lamentablemente, la mayoría de la gente es engañada vez tras vez. La vida de tales personas pasa a ser una constante búsqueda de la alegría y felicidad que él les ha prometido, pero probablemente nunca la hallarán. Ellos han sido engañados.

 «Arrepentíos, creed en mí y sed fiel a mis mandamientos. Y os haré poseedores de toda la gloria eterna.»

Jesús no es ningún engañador; su nombre es «Fiel y Verdadero»

 Esta es la invitación que Jesús hace a cada ser humano. Él no es ningún engañador; su nombre es «Fiel y Verdadero». Si alguno quiere aceptar su invitación, debe dejar su vida y ponerla en las manos de Dios. Él quiere tener todo tu corazón, sin embargo, en sus manos estás seguro. Aquí no puede acceder cualquier estafador.

Que un estafador te engañe con dinero es sin duda frustrante, pero piensa ¿cuánto más trágico y desesperante sería ser engañado de toda la gloria eterna de Jesús? ¿La que según sus palabras y promesas ha sido legítimamente autorizada? ¡No dejes que esto te suceda!