Así uno puede tener un rápido progreso en la vida cristiana

Así uno puede tener un rápido progreso en la vida cristiana

Escrito por: Elias Aslaksen | Publicado: domingo, 26 de junio de 2016

«Puedo orar más tarde. Tengo la seguridad que tarde o temprano tendré tiempo para leer la Biblia. ¡Por supuesto quiero servir a Dios! Sin embargo, ¿no puede esto sólo esperar un poco?»
¿Has oído algunos de estos pensamientos
?

Es fácil posponer las cosas. Está en la naturaleza humana. ¡Pero no tiene que ser así sólo porque es fácil! Tener un tal modo de pensar restringe nuestro crecimiento y desarrollo en una vida con Cristo; en realidad impide a Dios poder llevar a cabo una obra en ti.

«Modo-ahora»

La Biblia habla de una manera totalmente nueva de pensar y hacer las cosas. ¡Habla de hacer las cosas «ahora», es decir «de inmediato», o bien «hoy»! Podríamos llamar a esto el «modo-ahora». En 2 Corintios 6,2 está escrito: «He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.» La respuesta habitual que uno obtiene cuando invita y exhorta a las almas a reconciliarse con Dios, es que quieren hacerlo más tarde, pero no ahora, no hoy, no esta noche.

Si uno dice esto todo el tiempo, finalmente nunca lo hace; pero si lo hace de inmediato, entonces puede estar seguro que está hecho. ¡A través de la obediencia a la fe uno recibe vida eterna en este corto ahora! ¡Podemos ver cuán valioso es el tiempo, cuán valioso es el tiempo presente!

Así es todo el camino, paso a paso. Lo que hacemos en forma inmediata, es lo único que tenemos la seguridad que está hecho. Lo que puede ser hecho más adelante, es algo que no sabemos – ni siquiera sabemos si alguna vez tendremos la misma oportunidad de nuevo.

¡Actuar de inmediato!

¡Cuando Dios te muestra el siguiente paso, entonces tienes que darlo de inmediato, y continuar de esta manera hasta el final, entonces eres una persona sabia! – ¡experimentas un progreso constante y rápido en el camino de la vida, y te vuelves un brillante ejemplo para los demás!

Ora de inmediato, levántate de inmediato, escribe de inmediato, abre tu corazón de inmediato, pide perdón de inmediato, haz de inmediato aquello a lo cual has sido recordado, vuélvete a Dios de inmediato, empieza de inmediato a adentrarte con todas fuerzas en Dios, sugiere de inmediato que oren juntos, sirve de inmediato con los dones que tienes, pone en orden de inmediato tus asuntos, ponlos en orden de inmediato, hoy día. ¡No dejes que el sol se ponga sobre tu injusticia! ¡No vayas a dormir antes que esté todo en orden!

Una vida ungida

¡En el modo-hoy día, modo-ahora, modo-de inmediato, está el camino lleno de vitalidad y rico en bendiciones de la vida! ¡Torrentes de bendiciones derraman en este camino! ¡Qué camino más increíble, celestial y ungido que conduce a un enorme progreso! ¿Por qué no caminar por este camino? ¿Cuál es tu respuesta a esto? Cuando vemos algo que es la voluntad de Dios, ¿por qué no hacerlo de inmediato? Si lo hacemos, entonces antes podremos dar el siguiente paso, y así sucesivamente, infinitamente.

«Si oyereis hoy su voz» Salmos 95,7. «Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones… antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.» Hebreos 3,7-8,13.

Esto aplica a cada etapa de desarrollo en Jesucristo, hasta el final. Aplica a cada paso, a cada acción.

Todos vamos a progresar; todos podemos hacer las cosas mejor. Lo que se necesita es que tan pronto vemos algo, no posponerlo hasta otra oportunidad, sino que de inmediato llevar a cabo lo que Dios quiere. (Lucas 12,47)

Esta es una versión editada del artículo «Nu veien», que fue publicado originalmente en Noruega por Skjulte Skatters Forlag en el libro «El Camino de la Vida» en 1935.
© Copyright Editorial Stiftelsen Skjulte Skatter.