Los ancestros y la ley constitucional

Los ancestros y la ley constitucional

Escrito por: Kåre J. Smith | Lugar: Oslo/Follo, Noruega | Publicado: miércoles, 15 de mayo de 2013

Nuestros ancestros dejaron, por medio de la ley constitucional, un buen fundamento para Noruega el 17 de Mayo 1814. Nuestra nación ha crecido para ser una exitosa democracia y estado de derecho, donde los derechos humamos funcionan en la práctica.

Hemos recibido un  buen gobierno por votación democrática, pero también con buenos y claros derechos para minorías de otros países, culturas y religiones. El poder muchas veces corrompe, sin embargo, esta minorías han tenido buenas condiciones en nuestro país. El país ha tenido por muchos años una fuerte opinión pública y una oposición política al sector gobernante.

¡Por ello tenemos mucho que agradecer a los ancestros de la ley constitucional! Pero primeramente agradecemos porque como nación hemos podido «vivir quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad» así como Pablo escribe a Timoteo: «Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.» 1 Tim. 2, 1-4

Las leyes del Espíritu

No existe una manera mejor de gobernar un país que con un exitoso gobierno democrático, fundado en una ley constitucional democrática. Sin embargo es aún más importante que cada uno de nosotros los creyentes lleguemos a una vida personal con Cristo en Dios. (Col. 3, 3), que es guiada por una convicción interior mediante el mensaje del Espíritu acerca de las leyes del Espíritu. Cuando la unción habla y nos guía a cada uno de nosotros en las circunstancias de la vida, entonces nuestra vida es ungida y bendecida por el Dios Todopoderoso.

En mi relación a Dios, Jesucristo es el fundamento (1 Cor. 3, 11), y en esta relación de fe no valen los principios democráticos. Mi relación con otros hombres también tienen una relación con Dios, no puedo ser guiado por procesos políticos. En el cuerpo de Cristo hay totalmente otras leyes, y si el cuerpo va a funcionar, cada uno de nosotros tenemos que tener una conexión con la cabeza, la cual es Cristo. Es en esto que nuestros padres en Cristo han sido guías. Esta comunión espiritual no está en oposición con un gobierno democrático, nosotros estamos agradecidos por ambas cosas.

El fundamento de los valores

En los últimos años hemos recibido muchos nuevos inmigrantes y muchos noruegos exigen constantemente que nuestros nuevos inmigrantes mejoren su integración y la asimilen de buena forma. Porque los nuevos inmigrantes muchas veces tienen otro fundamento de valores, una integración no sería posible sin un mutuo respeto del fundamento de valores de cada uno. Acá hablamos de experiencia. Como iglesia nos hemos ocupado de irnos integrando en la sociedad y hemos participado mucho en tareas de la sociedad en nuestra historia durante cien años. En periodos, sin embargo, hemos notado desprecio a nuestro fundamento de valores, aunque está fundado sobre los mismos valores que nuestros padres de la ley constitucional. Por otra parte, como iglesia hemos sido una minoría y no siempre ha sido fácil ser respetados por nuestra fe en Dios y entendimiento del evangelio.

Ora por el país donde vives

En estos tiempos tan cambiantes, hemos recibido gracia para seguir la exhortación del apóstol Pedro en su primera carta, capitulo 2, verso 17: «Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.» Un tal enfoque y entendimiento de vida durante cien años, ha ayudado para construir relaciones entre las personas, tanto en lo privado, como en el trabajo y en la iglesia, para bendición de nuestros niños, jóvenes y mayores.
Continuemos orando por los que están en los cargos altos y seamos agradecidos por lo bien que lo tenemos en este país. ¡Ora por el país en donde vives! ¡Que Dios bendiga y guarde nuestro país!
 

Fuente: Skjulte Skatter (Tesoros escondidos), April 2010
© COPYRIGHT STIFTELSEN SKJULTE SKATTERS FORLAG, NORWAY | brunstad.org