¿Qué dice la Biblia acerca del anticristo?

¿Qué dice la Biblia acerca del anticristo?

Escrito por: Robin Dashwood | Publicado: viernes, 20 de noviembre de 2015

El anticristo es lo contrario de Cristo. De la misma manera como Cristo vino a la tierra para hacer la voluntad de Dios, así el Anticristo vino para hacer la voluntad de Satanás. Será Satanás personificado.

Toda la ambición de Satanás es ser como Dios en cuanto al poder y a la fuerza, y él trabaja día y noche con todo su poder para esta finalidad. «El cual se opone y se levanta contra todo los que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.» (2. Tesalonicenses 2,4). Su intención es sustituir a Dios y el enviará al Anticristo como una herramienta   para hacer esto. El Anticristo deberá negar la necesidad de Dios para la humanidad y afirmarse como príncipe de este mundo.

Pero, ¿qué tipo de mundo está dispuesto a aceptar al enviado de Satanás como Señor? ¿Es posible que este mundo en el que vivimos haya llegado a tal punto?

Jesucristo, vino en la carne

El espíritu que prevalece en el mundo es el «espíritu del Anticristo», que ha trabajado desde los primeros días de la iglesia. (1.Juan 4) Este espíritu se puede decir que es la suma de cada espíritu que no reconoce que Jesús es el Cristo que vino en la carne. Insiste en que Jesús tuvo algo que nosotros no tenemos, que él no tuvo deseos y pasiones como una persona natural, que por esa razón no pudo pecar.

El espíritu del Anticristo.... es la suma de cada espíritu que no reconoce que Jesús es el Cristo que vino en la carne.

Pero si creemos en lo que está escrito en la palabra de Dios, él tenía la misma carne y sangre como nosotros.

«Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo.» (Hebreos 2,14)

Él tenía las mismas pasiones y deseos, de manera que fue tentado y tuvo que luchar para no pecar. Él tuvo el espíritu de Dios como guía y recibió fuerza y ayuda de su Padre en el cielo. Por causa de su vida él abrió está posibilidad para nosotros y por este motivo podemos seguirle en el camino que  abrió a través de la carne y de regreso hacia el Padre.

Pero admitir esto significa que tenemos que actuar, debemos luchar de la misma manera como él lo hizo, la lucha contra el pecado que tenemos en nuestra naturaleza humana como resultado de la caída en el jardín de Edén. La mayoría de la gente no está dispuesta a esto. Y de esta manera recibe poder el espíritu del Anticristo ya que éste le muestra un camino más fácil a la gente.

Distinguir entre Dios y la humanidad

El pecado es la causa de separación entre Dios y la humanidad. Cuando desechamos el pecado somos unidos con Dios. El espíritu del Anticristo permite que este pecado que nos separa de Dios se mantenga vivo, ocultándolo bajo el manto de la tolerancia, el amor y la libertad. La palabra de Dios dice claramente lo que es correcto y lo que es incorrecto, lo que es pecaminoso y lo que es puro. Pero cuando un número suficiente de  personas viven en pecado – por ejemplo en infidelidad – ya no es considerado como pecado. Las leyes de Dios son descartadas  y también las leyes de la comunión – y finalmente hasta las mismas leyes de un país – se cambian para ajustar esta visión de lo que es correcto y lo que está mal.

La palabra de Dios dice claramente lo que es correcto y lo que es incorrecto, lo que es pecaminoso y lo que es puro.

La impureza entonces recibe permiso para vivir, y la humanidad se aleja cada vez más de Dios  - esto es justo la intensión de Satanás. Gran parte de este mundo se ha entregado a este espíritu, ya que éste da la posibilidad de vivir cómodo, sin mala conciencia. Antes esto sucedía bajo el manto de la religión, mediante el perdón del pecado pero sin abstenerse del pecado. Pero en el tiempo que vivimos ahora, el humanismo cumple más y más con la función que antes tenía la religión. La humanidad es cada vez más independiente y se guía sola cada vez más, en vez de ser guiada por una «poder superior».

El Anticristo se manifiesta

Todo esto abre el camino para que el Anticristo esté al frente y se quite todo pretexto  de la religión. Él quiere eliminar a Dios completamente. Hará señales y milagros, para convencer una vez por todas que la humanidad es autosuficiente. (Apocalipsis 13, 13-14)

Un poder...para hacer realidad sus ideas y sus sueños de paz y armonía en esta tierra...sin que cueste nada.

La humanidad está lista para abrazar a una persona así. Alguien que no perturbe su vida cómoda – alguien que sea un poder externo a ellos, para hacer realidad sus ideas sus ideas de paz y armonía en esta tierra; un mundo de tolerancia, amor y benevolencia, sin que esto les cueste algo. Y el Anticristo es capaz de lograr esto.

El nombre Anticristo ha sido sinónimo de maldad a través de los tiempos, pero la verdad es que cuando finalmente se manifiesta, la mayoría de las personas no lo conocerán como tal. Él no se presentará como algo repugnante; todo lo contrario, será alguien talentoso y con ambición para solucionar los problemas del mundo. Promoverá lo que ya está en proceso de convertirse en una realidad; que el mundo puede ser un paraíso creado por las propias personas, sin Dios. El mundo creerá que con el Anticristo al mando la humanidad podrá lograr lo que quiera.

«Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.» (Apocalipsis 13,6)

Cuando esto suceda, Satanás por fin tendrá lo que siempre quiso. Será visto como igual a Dios. Tendrá control sobre un mundo que no tiene necesidad de Dios.

El promoverá lo que ya está en proceso de convertirse en una realidad; que el mundo puede ser un paraíso creado por las propias personas, sin Dios.

La esposa de Cristo

Pero aquellos que no han rechazado y que no rechazan el evangelio de Cristo, son los que están interesados en terminar con el pecado que ven en ellos mismos, a fin de ser reunidos con Dios. Ellos no son engañados, el pecado es extra pecaminoso para ellos. (Romanos 7,13) Porque ellos han sido muy despiertos ante cualquier espíritu que soporta pecado, por eso recibirán permiso para ver la revelación del Anticristo; ellos realmente verán quién es él.

Cuando esto suceda, podrán esperar que Jesús regrese para llevar a su esposa con él. Cuando hayan sido redimidos y reciban el premio por su fidelidad, entonces el Anticristo tendrá riendas libres. (2.Tesalonicenses 2,6-7) Aquel será un tiempo terrible en la tierra. Se revelará la verdadera naturaleza mala del Anticristo. Cuando la maldad haya llegado a su punto máximo, cuando la necesidad sea mayor, Cristo regresará de nuevo junto con su esposa.

La tierra vivirá mil años para aprender cuan correcta, justa, verdadera y buena es la voluntad perfecta de Dios, libre del engaño del diablo.

Luego de esto, él consumirá al Anticristo con el aliento de su boca y el mundo verá que impotente es el Anticristo en realidad. Jesús tomará el poder sobre los reinos en la tierra. Satanás será atado y arrojado al abismo, y la tierra vivirá mil años para aprender cuan correcta, justa, verdadera y buena es la voluntad perfecta de Dios, libre del engaño del diablo. Aquellos que se han mantenido puros del espíritu del Anticristo y que fielmente han seguido en las pisadas de Jesús, su amado,  vivirán y reinarán con Cristo en aquel reino de mil años. (Apocalipsis 20) ¡El reino de los cielos será de ellos, por toda la eternidad!