¿Cómo recibimos el Espíritu Santo?

¿Cómo recibimos el Espíritu Santo?

Escrito por: Arild Tombre | Publicado: miércoles, 13 de febrero de 2013

¿Cómo podemos recibir el Espíritu Santo? Sí, esta es una pregunta que debiera ser de las más importantes y de mayor interés para todos aquellos que quieren vivir una vida feliz, una vida agradable a Dios, una vida pura y en victoria..

El apóstol Pablo pregunto a los Gálatas respecto de recibir el Espíritu Santo: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? Gálatas 3,2. Él sabía muy bien que ellos responderían haber recibido el Espíritu Santo «por el oír con fe».

Recibid el Espíritu Santo por el «beber» de la Palabra de la fe

Vivid en el Espíritu, creed en el Espíritu, orad en el Espíritu, luchad contra la carne en el Espíritu y en todos los sentidos sed obediente al Espíritu, así entonces tenéis el Espíritu.

La Palabra y el Espíritu no pueden separarse. Es similar a lo que Pablo escribe en Romanos 10, que Cristo esta cerca de nosotros cuando la Palabra esta cerca de nosotros, en nuestro corazón y en nuestra boca. También cuando escribe que la Palabra de Dios obra poderosamente en los que creen.

Más adelante el apóstol dice: Porque… a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. (1 Corintios 12,13) ¡Beber! Esa era una manera sencilla y fácil de expresarlo: Beber, esto es lo que exactamente hacemos cuando escuchamos el anuncio de la fe. Pero entonces tenemos que conscientemente «beber».

Imaginemos un ejemplo, acerca de aceptar el Espíritu Santo por el «beber» de la Palabra de la fe. Dos amigos jóvenes están sentados en una asamblea donde la fe se anuncia en la verdad. Uno de ellos o ellas se pregunta acerca de lo que hará una vez que la asamblea termine. El otro está sentado con los oídos bien abiertos, tanto sus oídos naturales como los del corazón. Es evidente que el primero no bebe del Espíritu contenido en la Palabra de la fe. El segundo por el contrario, es asido o asida de lo que escucha y se llena con el Espíritu de la fe, el Espíritu Santo de Dios.

Recibid el Espíritu Santo a través de la obediencia a la fe

Muchos esperan un torrente de sentimientos, cuando piensan en ser llenos del Espíritu. Sin embargo, Dios da el Espíritu Santo a los que le obedecen, dice la Escritura (Hechos 5, 32). Por lo tanto, hay una pregunta principal respecto a la obediencia, la obediencia a la fe. En una carta a alguien que tenía dificultades para entender esto del Espíritu, escribe Johan Oscar Smith [el fundador de Brunstad la Iglesia Cristiana, red. anm.]: «Vivid en el Espíritu, creed en el Espíritu, orad en el Espíritu, luchad contra la carne en el Espíritu y en todos los sentidos sed obediente al Espíritu, así entonces tenéis el Espíritu.» Este fue un mensaje claro acerca de ¡cómo recibir el Espíritu Santo! Vivid, creed, orad, luchad y sed obedientes. Bebamos y seamos llenos del Espíritu cuando la Palabra de la fe sea anunciada.