Conferencia  de jóvenes en la Costa Oeste

Conferencia de jóvenes en la Costa Oeste

Escrito por: Emily Bettridge | Lugar: Seattle, USA | Publicado: lunes, 05 de diciembre de 2011

“Bienaventurados los pobres  en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.” (Mateo 5,3).  ¿Tienes hambre? Pregunta Gershon Twilley. – ¡Entonces Dios llenará tu anhelo en gloria!.

Es viernes por la noche y los jóvenes de 13 a 35 años, han comenzado a reunirse en el salón principal de Macleay Christian Retreat en Salem, Oregon. Es hora de la conferencia de jóvenes de BCC, que se organiza dos veces al año aquí en la costa oeste de América del Norte, ¡y la emoción se siente en el aire!

A las 10 de la noche comienza la ceremonia de apertura con una prédica de Gershon Twilley. Lee en Mateo 5,3; “Bienaventurados los pobres  en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”, y 6; “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”. ¿Tienes hambre? pregunta Gershon Twilley. – ¡Entonces Dios llenará tu anhelo en gloria! Si estamos en una posición humilde, Dios nos dará toda la ayuda que necesitamos. ¡Él puede transformarnos! ¡Él tiene poder suficiente!

Después la comida, y juegos. Un juego popular es “No Olvides el Texto” donde los participantes compiten para recordar palabras omitidas del texto de las canciones del cancionero “Herrens veier” (“Caminos del Señor”).  Durante el juego se puede escuchar el zumbido, susurro y canto del público mientras  tratan de recordar el texto!

Por todas partes  hay jóvenes conversando con viejos  y nuevos amigos.

– Kickball fue muy divertido, dice Silas Anderson de 15 años. También fue muy bueno escuchar acerca de la humildad. Así encontramos la verdadera felicidad. Esto me hizo pensar sobre mi vida en mi casa, si es en este espíritu que vivo cada día.

Para muchos de los jóvenes el torneo de kickball duró todo el día sábado. El resto, aprovechó las otras facilidades que el lugar ofrecía.

 

Una última reunión el domingo por la mañana, marca el final de la conferencia. No necesitamos tener miedo a las pruebas que vendrán, porque nosotros avanzamos con la fe en Dios, no con la fe en nosotros mismos. Dios tiene un plan perfecto, exhorta Gershon. Agrega que podemos obtener todo el poder que necesitamos para luchar contra el pecado en nuestra vida, y podemos pagar el precio que cueste. - Todos los que son resucitados, son escuchados en el trono de la gracia.  Los que de todo corazón anhelan vencer, estos son los que mueven la mano de Dios.

Dina Fitch (26) fue fortificante todo lo que escuchamos, especialmente lo que se dijo acerca de ser pobres en el espíritu. “Cuando me humillo, Dios me puede enseñar más”, dice Dina con entusiasmo. “Cosas que antes eran imposibles, ahora son posibles.” Ahora puedo llevar este espíritu de fe a casa, y seguir adelante en el camino”