Estudio Bíblico con el Programa de Intercambio Juvenil

Estudio Bíblico con el Programa de Intercambio Juvenil

Escrito por: Brian Janz | Publicado: domingo, 13 de abril de 2014

Una importante parte del Programa de Intercambio Juvenil (YEP) en Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC) tiene la oportunidad de tener estudios bíblicos y de aprender sobre nuestra historia, la iglesia y el evangelio como nunca antes.

Estoy sentado en el estudio bíblico y escucho a uno de los hermanos mayores hablar del Espíritu Santo. Junto a mí hay cerca de 60 personas de diferentes países alrededor del mundo. Todos estamos sentados en silencio total, concentrados en la lección.

Sé lo que estos estudios bíblicos significan para mí. Siento una agitación en mi corazón; un celo y un amor por la Biblia cada vez más entusiasta cuando vengo aquí. Pero cuando miro alrededor de la habitación me pregunto lo que este estudio bíblico significa para los demás. Gente de todas partes del mundo vienen a Noruega para ser parte de YEP, pero ¿qué reciben de estos estudios bíblicos? Le hago esta pregunta a Caleb (21 años, India).

«Personalmente siento que el estudio bíblico es algo que enriquece y hace nuestro entendimiento más claro: acerca de nuestro objetivo, donde estamos y hacia dónde tenemos que ir. Aquí la explicación es muy clara y en detalle. El estudio bíblico me ha dado mucho más entendimiento. Produce un cambio de muchas formas en mí, la manera que estos hermanos explican diferentes cosas de su experiencia personal. Esto hace que sea aún mejor, cuando te dan algo de su propia vida. Esto es lo que realmente cuenta.»

Si vas al estudio bíblico y deseas sacar algo de esto, al final de la noche tendrás algo con que volver a casa.

Anni (18 años, Sudáfrica) dice así: «Si vas al estudio bíblico y deseas sacar algo de esto, al final de la noche tendrás algo con que volver a casa. Personalmente he notado una cosa en mí desde el último estudio bíblico que tuvimos, el tema: “El antiguo y nuevo pacto.” Es tan fácil solamente vivir bajo la ley, y vivir de acuerdo a esos 10 mandamientos. No mato, no robo, no hago ninguna de estas cosas, sin embargo esto en sí mismo no me da el desarrollo. Tiene que haber un desarrollo en nuestra vida interior.»

Asiento la cabeza en acuerdo. Recuerdo claramente cuando aprendimos de este tema. ¡Me llama la atención que las mismas cosas que me hablaron también han tenido un efecto en personas de un continente totalmente diferente!

Sigo mi entrevista y le pregunto a Flavia (20 años, Ucrania) qué ha sido lo más importante que ha aprendido en el estudio bíblico hasta ahora.

«Hay muchas cosas que uno puede tomar de estos estudios y decir que son la más importante, ¡y de todo lo que hemos aprendido en el estudio bíblico es difícil mencionar sólo una cosa! En el estudio bíblico puedo recibir una explicación de muchas cosas que no sabía, o bien puedo recibir la respuesta a muchas preguntas que tengo. Cada hora en el estudio bíblico es especial para mí.»

¡Comienzo a ver cuán valiosos son estos estudios bíblicos! Pero ahora me pregunto por qué necesitamos que nos enseñen estas cosas en absoluto. Se nos ha dado libros para cada tema; ¿por qué no simplemente leer esto en la tranquilidad y paz de nuestra casa y aprender de esta manera? Marcos (18 años, Canadá) responde esta pregunta para mí.

La esperanza que  nos brindan, la claridad, la energía, la vida, son esenciales para mí como joven porque puedo ver que es posible.

«Tenemos estos libros que están llenos del conocimiento de los hermanos y de sus experiencias y versículos de la Biblia que podemos leer, pero con 18 años, cuando estoy sentado en el estudio bíblico, y veo a un hermano mayor hablar, entonces sus palabras se vuelven vivas. Las palabras en el papel concuerdan con la realidad que está delante de ti. Hablan de algo que ellos mismos han llegado en sus vidas. Utilizan la experiencia que tienen de la vida real. Y esto tiene un efecto más atrayente sobre mí, de ver la vida que viven. Y podemos llegar a la misma vida. Cuentan que eran igual que nosotros, y la esperanza que  nos brindan, la claridad, la energía, la vida, son esenciales para mí como joven porque puedo ver que es posible.»

Le agradezco a Mark por su tiempo y cierro mi cuaderno. He encontrado las respuestas que estaba buscando. Ahora está claro para mí por qué tantas personas dejan tanto de lado y viajan tan lejos para ser parte de esto. No es sólo una educación la que recibimos aquí; es una vida. Y esta vida es evidente en los rostros de Caleb, Anni, Flavia, Marcos y muchos otros mientras se sientan y escuchan en el estudio bíblico.

No es sólo una escuela. No es sólo una educación. Es una base sólida para una vida en Cristo. Y todo esto hace valer más que la pena el largo viaje para llegar aquí.