Reunión de jóvenes en Oslo

Reunión de jóvenes en Oslo

Escrito por: Irene Laing | Lugar: Oslo, Noruega | Publicado: martes, 27 de mayo de 2014

El viernes 9 de mayo se llevó a cabo una reunión especial de jóvenes en BCC Oslo&Follo. Tuvimos el privilegio de contar con la visita de Gershon Twilley junto a los jóvenes de Oslo y Brunstad que están en YEP (Programa de Intercambio Juvenil) y STEP (Programa de Capacitación y Educación para Estudiantes.

La reunión comenzó con una poderosa exhortación de Gershon a ser libres del honor de hombres mientras somos jóvenes, de modo que podamos servir al Dios vivo. «¡Tengo que luchar para ser libre! Es una batalla que debe ser librada, para poder llegar a esta libertad.» Entonces nos volvemos en siervos útiles que hablan lo que hay hablar, dicen lo que hay que decir, y hacen lo que hay que hacer – según obra el Espíritu.

«¡Antes de llegar a la libertad, debo reconocer la verdad!» Gershon explicó que debo reconocer que no he sido capaz de hacer y decir lo que hay que hacer y decir porque sigo muy atado al temor de hombres o al deseo de honra. Si me humillo y acepto la verdad Jesús puede liberarme, y puedo aprender a ser guiado por el Espíritu en lugar de dejarme llevar por lo que la gente opina o cree.

La reunión continuó con varios mensajes y testimonios, tanto de los jóvenes de Oslo como de YEP/STEP; y fue muy inspirador escuchar tantos testimonios de los jóvenes sub-18.

Podemos decir con seguridad que muchos han regresado a casa especialmente edificados para la batalla contra el temor de hombres y el deseo de honra.

Entre ellos, pudimos hablar con Geirr, Gro-Elisabeth y Tabita:

Geirr (Oslo/Follo):
Pensé bastante durante la reunión sobre lo fácil que es para mí buscar el honor de hombres hasta en los mínimos detalles. ¡Antes quizás no era tan consciente de esto, pero ahora lo veo, y me siento increíblemente agradecido por ello! Ahora puedo trabajar y acabar con esto de una vez.

 

 

 

 

 

 

Tabita (STEP Oslo):
Lo más importante para mí fue que podemos ser libres de vivir ante el rostro de los hombres. No tengo que ser una esclava de lo que las personas piensan, sino servir a Dios. ¡Cuando sirvo solamente a Dios, soy feliz en mis circunstancias diarias!

 

 

 

 

 

 

 

Gro-Elisabeth (STEP Brunstad):
Fue bueno escuchar lo que dijo Gershon acerca de llegar a la libertad. Cuando el Espíritu me impulsa a hacer algo, tengo que hacerlo, entonces Dios recibe lo que es legítimamente suyo.
Es tan fácil hacer algo porque sé que se ve bien en los ojos de la gente, o bien no hago algo esperando que los demás lo hagan. Lo importante para mí es hacer todo lo que hago por Dios y no para los hombres. Como Gershon dijo, hay un proceso de liberación, que uno debe comenzar en su temprana juventud. ¡Ser libre de estar frente a los ojos de los hombres!