¡Shalom Copenhague!

¡Shalom Copenhague!

Escrito por: Anita Clausen | Publicado: lunes, 27 de octubre de 2014

¡Finalmente llegó el día, donde más de 200 jóvenes daneses, pudieron alegrarse de reunirse en Jerusalén!

A medida que nos embarcamos en el avión; nuestros dos años de planificación y de ahorro comienzan a ser sustituidos por experiencias muy reales y emociones inolvidables.

¡Llenos de emociones viajamos hasta el desierto de Judea, donde el programa tenía considerado montar en camello, y alojamiento y comida en un asentamiento beduino real!

Si tuviera que hacer un intento honesto de contar sólo una fracción de todo lo que justamente hemos tenido el privilegio de experimentar, este artículo sería muy extenso. Por lo tanto, no lo haré.

Ahora hemos vuelto a nuestras vidas cotidianas, y todas las experiencias, prédicas, canciones, y palabras de aliento se comienzan a asentar – la imágenes pasan por nuestra mente una y otra vez. Se me hace un nudo en la garganta, porque comienzo lentamente a entender que no hemos estado en un viaje de jóvenes cualquiera, sólo para unificar más el grupo de jóvenes. No. ¡Ha sido un viaje educativo donde cada joven la última noche del viaje pudo testificar de que habrá una ¡transformación!

Transformación es lo que creemos, dicho en una sola palabra

Transformación es lo que creemos, dicho en una sola palabra – transformación entendida de esta manera, que puedo ser totalmente libre de todo lo que hay en mi propia naturaleza, libre de servir al pecado con mi cuerpo, libre de todo lo que tiene que ver conmigo, mis pensamientos y sentimientos.

Un viaje de 10 días por Israel

Fue un viaje de 10 días por Israel, un país hermoso y rico en cultura. Los primeros días los pasamos en las viejas calles de la ciudad de Jerusalén donde, entre otros, vimos los lugares que habla la Biblia y experimentamos ir de compras por las calles donde siempre se puede negociar el precio. Llenos de impresión viajamos después de dos intensos días a una base militar, más al desierto de Judea, ¡donde el programa tenía considerado montar en camello, y alojamiento y comida en un asentamiento beduino real!

A pesar de todas estas experiencias, no hay que olvidar la razón principal de por qué el destino fue justamente Israel: La conferencia anual organizada por Brunstad la Iglesia Cristiana

Antes que el día amaneciera, comenzó con una caminata hasta Masada, una fortaleza donde pudimos ver el hermoso amanecer. Nunca olvidaremos el viaje en cuadrimoto por las alturas de Golán, o haber podido nadar en el Mar Muerto. A pesar de todas estas experiencias, no hay que olvidar la razón principal de por qué el destino fue justamente Israel: La conferencia anual organizada por Brunstad la Iglesia Cristiana.

Tuvimos la oportunidad de reunirnos en torno a la Palabra de Dios, y realmente ser fortalecidos en nuestra fe. Esto no sólo hizo este fantástico viaje de jóvenes más rico, sino que también pudimos recibir herramientas que nos ayudarán a tomar las cosas de otra manera y ser más radicales en nuestro caminar cristiano en la práctica.

Galería de Imágenes