YEP/STEP  de viaje por Europa

YEP/STEP de viaje por Europa

Escrito por: Lisbeth Johnsen | Lugar: Groningen, Holanda | Publicado: viernes, 06 de junio de 2014

¡Allí vienen! Los buses repletos con los participantes de STEP- y YEP desde Noruega finalmente han llegado al lugar de descanso holandés, y todos los jóvenes que participan de los programas para jóvenes de Brunstad la Iglesia Cristiana están reunidos; ¡es hora del viaje anual por Europa!

Se puede escuchar el murmullo de la multitud desde el interior del salón principal de Pagedal, que es lugar donde vamos a pasar este fin de semana inolvidable. Cada año todos los participantes de STEP (Programa de Capacitación y Educación para Estudiantes) y YEP (Programa de Intercambio Juvenil) de toda Europa se reúnen para un viaje lleno de aventuras, edificación y compañerismo.

«El propósito de este fin de semana es fortalecer aún más los lazos de comunión existentes,» dice Gershon Twilley en la inauguración del fin de semana el día jueves por la noche.

El propósito de este fin de semana es fortalecer aún más los lazos de comunión existentes.

300 rostros somnolientos se reúnen para el desayuno, y después todo el mundo está listo para las actividades del viernes. La mayoría se sube a los buses que van a Walibi, un enorme parque de diversiones donde los jóvenes pueden dar rienda suelta a la energía acumulada durante el largo viaje.

Mientras muchos de los jóvenes desgastan sus voces a gritos y risas en las montañas rusas que van a toda velocidad, el resto hace un viaje a la ciudad de Groningen para una día de karting con mucha acción.

Por la noche todo el grupo se reúne en Pagedal para una reunión de jóvenes. Cantamos canciones del cancionero «Los Caminos del Señor»: «Testifiquémoslo claramente a través de nuestra vida y con Palabra; soy un invitado y un extraño en esta tierra».

Basado en esta canción Nils Vedvik, uno de los responsables de YEP en Noruega, da una poderosa exhortación a los jóvenes. «¿Qué es en realidad el mundo?» pregunta Nils, y lee un versículo en 1 Juan 2, 16:

‘Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.’

Tenemos que liberarnos completamente del mundo, y no tener nada de este amor por el mundo. De esta manera, el príncipe de las tinieblas no obtiene ningún poder en nuestras vidas. «No dejes que las pasiones de la carne y el orgullo entren en tu corazón,» continúa Nils.

¡No dejes que las pasiones de la carne y el orgullo entren en tu corazón!

Gershon Twilley, que tiene la responsabilidad general de YEP en Brunstad, Noruega, refuerza lo dicho por Nils, y explica que uno tiene que estar completamente liberado del poder de Satanás en su corazón. «Probablemente no eres tan libre como crees que eres. Debes saber en tu corazón que no eres libre hasta el momento que recibes luz, y no sólo cuando lo confiesas con tu boca.»

Después de la reunión queda solamente ponerse el equipo de futbol o tomar asiento en la tribuna, ¡porque nadie puede perderse el partido de fútbol entre los diferentes grupos! Si alguien tenía algo de voz después del parque de diversiones, con esto quedará sin nada.


El sábado por la mañana todos se reúnen para otra reunión antes del comienzo de las actividades. El día contempla competencias en el «Adventure park», donde los jóvenes tienen que enfrentar diversas pruebas.

Otros, que no son tan aficionados al barro, practican deporte en la sala, mientras que unos pocos afortunados dan un apacible paseo a caballo por los hermosos bosques holandeses.

Llegada la noche es el momento para el punto culmine del fin de semana: la fiesta de jóvenes. Escuchamos una grabación de Jaap Littooij, uno de los hermanos ancianos de Holanda, donde les da a los jóvenes una poderosa exhortación sobre luchar cada uno por su llamado, y no permitir que Satanás siembre dudas. Dios da el poder en el momento de la tentación a los que le buscan de todo corazón.

Dios da el poder en el momento de la tentación a los que le buscan de todo corazón.
Durante la noche también hay un interesante panel de conversación con varios hermanos, donde no falta exhortación, ánimo  y buenas palabras para los participantes YEP, quienes tienen todos sus situaciones y anhelan seguir a Jesús en la vida cotidiana.

Además hay una serie de actuaciones entretenidas por parte de los diferentes grupos de YEP. El ambiente está en su máximo apogeo cuando la fiesta llega finalmente a su fin, siendo de madrugada todos finalmente se van a dormir para coger un poco de sueño antes de comenzar el largo viaje a casa.

Los verdes y planos campos holandeses pasan a toda velocidad por las ventanas del bus. ¡Las expectativas para el fin de semana eran altas, y fueron superadas con creces! Un recuerdo para toda la vida. Muchas palabras de fortalecimiento para volver a recordar en la vida cotidiana. El objetivo era unir los lazos de comunión entre los jóvenes este fin de semana, y en lo posible reforzarlos aún más. Y esto fue lo que sucedió.