¿Sabes quién es Jesús?

¿Sabes quién es Jesús?

Escrito por: Jaap G. Littooij | Publicado: lunes, 23 de mayo de 2016

Jesús preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo de Hombre? (Mat. 16, 13) Era evidente que la gente no sabía quién era Él. En términos generales esto sigue siendo así.

Jesús preguntó a sus discípulos: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. (Mat. 16, 16-17)

Un hombre de carne y sangre

Jesús fue un hombre normal de carne y sangre, era del linaje de David. (Rom. 1, 3) Un hombre sin parecer y sin hermosura. (Isaías 53, 2) Los mismos discípulos no sabían quién era Él. Aún no habían descubierto que Jesús en su interior ya había cargado su cruz cada día durante treinta años y con ello vencido todos los pecados a los que fue tentado. (Hebr. 4, 15 y Ap. 3, 21)

Dios pudo haberse revelado sin problemas en el tiempo de Jesús. Era un hecho que mucho antes de ser crucificado en Gólgota, ya había y obraba ocultamente en el cuerpo de Jesús otra muerte de la cruz (Luc. 9, 23), aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros. (Juan 1, 14) «Dios con nosotros » hablando en forma literal se hizo realidad.

Mientras que era oculto para otros, Pedro recibió una revelación del cielo; él vio que este hombre era el hijo del Dios vivo, Cristo, el Mesías prometido. Por lo que Jesús llamó a Pedro bienaventurado. Todos aquellos que reciben la revelación de Jesús, son inexpresablemente felices.
.

Revelación de Jesús

Pedro era analfabeto y él no pertenecía a los escribas. Muy contrario a lo que Pablo era en el comienzo. Pero Pablo diría más tarde que él recibió el evangelio de Dios porque Dios quiso revelar a su hijo en él, para que predicase entre los gentiles, a lo que él no consultó en seguida con carne y sangre. (Gal, 1, 16) No importa si una persona tiene una alta educación. Sin la revelación de nuestro Padre en el cielo, Jesús no sería conocido entre nosotros, inclusive si hemos crecido en un hogar cristiano y conocemos que Jesús fue crucificado en Gólgota.

Pero, ¿Por qué no todos reciben revelación sobre Jesús, y hay tantas opiniones variadas e incorrectas sobre Él? ¿Quién recibe revelación de Dios en el cielo? Uno de sus discípulos preguntó una vez: Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. (Juan 14, 22-23)

Jesús no se revela al mundo, incluso si las personas se hacen llamar religiosas y cantan sobre Jesús. Sino aquellos que están dispuestos a hacer los mandamientos de Jesús, amarle incondicionalmente y ya no pertenecer más a este mundo. Esto lo describe la escritura como: Fe. Cuando huimos de este mundo y del poder del príncipe de este mundo, entramos en un desarrollo donde llegamos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. (Efes. 4, 13)
 

.