Pelea la BUENA batalla de la fe...

Pelea la BUENA batalla de la fe...

Escrito por: Kathrine Jacobs | Lugar: Didcot, Inglaterra | Publicado: viernes, 30 de julio de 2010

Soy una joven madre de 27 años, y tengo tres pequeños hijos. La mayoría de la gente probablemente estaría de acuerdo conmigo en que la vida a veces es una lucha, una pelea, y nos presenta situaciones donde a uno le gustaría ser prescindible. El apóstol Pablo describe la lucha como una BUENA pelea. ¿Qué quiere decir él con eso?

 

«Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.» 1 Ti. 6:12

Tengo tres hermosos hijos, y vivo una vida normal y agitada. En el curso de un día, una semana o un mes tenemos muchas situaciones y experiencias diferentes. Pueden haber muchas experiencias positivas, pero también pueden haber otras pequeñas situaciones cotidianas, que no siempre son tan agradables, y de vez en cuando pueden ser duras pruebas. Pero, ¿Qué significa este versículo para mí?

El despertador suena; Son las siete de la mañana. Salto de la cama y subo las persianas. Llueve.
 –Uff, otra vez no, un día gris y lluvioso…

La hora avanza, y tengo que empezar con las tareas del hogar. Los niños se van a la escuela y al jardín infantil.
Pobres, a los más pequeños les gustaría quedarse en casa, por lo que no están muy entusiasmados en vestirse. Tenemos poco tiempo, estoy estresada y un poco irritada. Esto no es exactamente un rato de diversión. El día continúa y muchas situaciones surgen, nada importante, solo pequeñas situaciones cotidianas que todos tienen. Me siento un poco cargada, no precisamente feliz, deseo que las cosas fueran diferentes. Suspiro a Dios, porque no quiero estar así. No es bueno para mí ni para los que me rodean andar descontenta.

Entonces oro a Dios para recibir alegría en mis circunstancias. Entonces recuerdo aquel verso que dice «pelea la BUENA batalla de la fe». Tengo que tener fe en victoria sobre las situaciones cotidianas, pero está escrito «la BUENA batalla de la fe», esto es ahora una ayuda para mí. Me doy cuenta que el problema no es la situación en la que estoy, sino ¡cómo reacciono yo frente a estas! Dios quiere lo mejor para nosotros. Él cuida de nosotros y quiere que tengamos éxito. Me doy cuenta que las situaciones con las que me encuentro no son solo situaciones pesadas y difíciles, pero si reacciono de manera correcta, la vida se vuelve buena para mí. Veo cada situación como una posibilidad de tener victoria – no solo como una situación más con la cual tratar.

 

Ahora estoy enfocada en mi vida diaria a luchar una buena batalla. Cuando digo «no» cada vez que soy tentada a la ira, irritación, impaciencia, etc., entonces Dios me da la fuerza que necesito. Esto también conduce a una alegría que es indescriptible. Puede sonar difícil decir todo el tiempo «no» a mis sentimientos, pero he experimentado una y otra vez que realmente es una buena pelea, y que realmente funciona decir «no» cuando mi naturaleza humana se despierta y soy tentado.

Estoy muy agradecida por la ayuda en la Palabra de Dios, la cual conduce a la verdadera felicidad. Mi mayor deseo es reaccionar de la manera correcta en las pequeñas situaciones cotidianas y no esperar a que sea una gran prueba, Entonces puedo ser una persona feliz sobre la tierra, capaz de ayudar y apoyar a los que están a mí alrededor.