5 hermanos de África hablan sobre la Conferencia de hermanos en Brunstad

5 hermanos de África hablan sobre la Conferencia de hermanos en Brunstad

Escrito por: Randi Slabbert | Lugar: Brunstad, Noruega | Publicado: miércoles, 12 de noviembre de 2014

El Centro de Conferencias de Brunstad en Noruega es el principal centro de Brunstad la Iglesia Cristiana en el mundo. Cada año hay varias conferencias internacionales a las que asisten hermanos de todo el mundo.

Los que no pueden asistir, pueden ver las transmisiones de las asambleas en vivo desde BrunstadTV, la propia estación de televisión de BCC.

Este año, más de 40 hermanos realizaron el largo viaje desde África para participar de la Conferencia de Hermanos en octubre. Disfrutaron de una semana festiva donde tuvieron la oportunidad de experimentar la conferencia personalmente y conocer algunos hermanos de otras iglesias en el mundo.

Hablamos con varios hermanos para saber cómo fue su experiencia en la conferencia:

James, originario de Zimbabwe, vive en Vanderbijlpark, Sudáfrica. Ha estado en Brunstad sólo una vez antes, en el 2004.

«¡Esta fue una conferencia muy buena para mí! ¡Lo que realmente me ayuda es el mensaje que escuchamos que Cristo ha sido manifestado! Realmente vi mi propia carne en la conferencia. Llegué a un punto en el que tengo que juzgarme a mí mismo, y no juzgar a los demás. ¡Estoy muy agradecido por lo que hemos podido escuchar!»

«¡Si tienes realmente un hambre de la Palabra de Dios y de examinarte a ti mismo entonces serás realmente beneficiado de venir a Brunstad! Aquí hay algo para aquellos que quieren cambiar. Generalmente seguimos las conferencias vía Internet en Sudáfrica, sin embargo tiene una gran diferencia estar aquí personalmente y escuchar la palabra directamente de los hermanos hablando – ¡Agradezco a Dios por esta oportunidad!»

Collins de Malawi está por primera vez en Brunstad

«Lo que experimenté en Brunstad causó una profunda impresión en mí y ha cambiado mi vida de pensamientos. Estoy aprendiendo cada día cómo poner en práctica lo oído.»

«Si estás cansado de tu propio pecado, te recomendaría ir a una conferencia en Brunstad – hay mucha esperanza para un total avivamiento, que puede permanecer en tu vida por la eternidad. Sin embargo, también es posible volver a casa con entusiasmo solamente por Noruega y el viaje en sí mismo – pero además con las manos vacías – y sin un impacto espiritual. Estas conferencias son para aquellos que están dispuestos a darlo todo al poder transformador de Dios.»

Aaron de Zimbabwe está por primera vez en Brunstad 

«Después de la conferencia recibí un profundo anhelo en mi corazón de poner en práctica lo escuchado en mi vida diaria. Deseo vivir una vida agradable delante de Dios como un verdadero discípulo de Jesucristo. Lo que he visto y oído trabajará en mí para poder vivir una vida de sacrificio.»

«Realmente recomiendo venir aquí: Es bueno estar en Brunstad, para experimentar la vida que los verdaderos discípulos de Cristo viven y el amor que se manifiestan el uno al otro.»

Jantjie de Vanderbijlpark, Sudáfrica ha estado una vez antes en Brunstad

«Lo que me queda después de la conferencia es la vida que viven los hermanos que dan la palabra de Dios, y los sacrificios que hacen por los hermanos, el que está oculto a nuestros ojos. El espíritu que he experimenté en Brunstad tanto de los hermanos jóvenes y mayores habló a mi corazón: que es posible vivir esta vida con Jesús – una vida con naturaleza divina.»

«Es importante venir aquí, ya sea si eres joven o viejo, si tienes hambre de justicia y de vivir una vida en Cristo.»

William de Vanderbijlpark, Sudáfrica ha estado en Brunstad varias veces antes

«Muchas cosas causaron una gran impresión en mí, especialmente poder visitar a los hermanos en sus casas, donde pudimos experimentar a los hermanos “en su propio terreno”. Pudimos ver y palpar la palabra de vida en nuestros hermanos. Esto realmente fue especial para mí. Quiero luchar para guardar este tesoro eterno que he recibido.»

«Es realmente valioso venir a Brunstad; y realmente palpar y ser tocado por el corazón y el centro nervioso del cuerpo de Cristo. Es bueno ver las transmisiones o leer la literatura de la iglesia, pero nada se compara con la experiencia del poder, la vida y unidad en estas conferencias.»

 

 

Galería de Imágenes