Celebración de Año Nuevo en Dubái

Celebración de Año Nuevo en Dubái

Escrito por: Daniel Tombre | Lugar: Dubái | Publicado: sábado, 07 de enero de 2012

- Pienso en el año que ha terminado, y en todo lo que este pequeño grupo ha vivido – esto me deleita más que todos los colores en el cielo.

Retumba en el aire por varios minutos, y el cielo se llena de cientos de colores que se reflejan en los ojos entusiastas de las personas que con atención siguen el espectáculo. Los fuegos artificiales se llevan a cabo sobre el lujoso hotel «Burj Al-Arab», Dubái está en marcha, y comienza este nuevo año con gran estilo.

Pese al ruido y el show, pienso en el año que ha terminado, y en todo lo que este pequeño grupo, compuesto por unos 30 hermanos en Dubái, ha vivido. Y esto me deleita más que todos los colores en el cielo.

Este fin de semana de Año Nuevo que hemos compartido juntos, resume muy bien la comunión y hermandad que hemos tenido en el 2011.

Enfoque en los niños, jóvenes y familias

El fin de semana comienza con una excursión a la montaña con los jóvenes. La expedición tiene lugar en la región montañosa de Oman, donde una larga caminata nos espera, así como el desafío de alcanzar una nueva altura. Finalmente conseguimos un merecido descanso en un oasis de agua dulce donde pudimos disfrutar del agua fresca de la montaña.

Al día siguiente, las familias se reunieron en una playa del Golfo Pérsico. Aquí se organizaron entretenidos juegos, para el deleite de los niños.

Con los zapatos y ropa llenos de arena se reunieron los hermanos en un departamento, para seguir la transmisión vía satélite de la Conferencia Año Nuevo en Brunstad.

El mensaje se anunció con fuerza, y nos dio nuevas esperanzas para seguir desarrollándonos, y edificar la iglesia para la gloria de Dios; independiente de dónde estemos.

Nos sentimos así como está escrito: Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29, 11

He tenido un fin de semana fantástico, y tengo la impresión que para mis queridos hermanos de Dubái ha sido lo mismo.

Le pregunto a Jonathan, de seis años, qué fue lo que más le gusto del fin de semana. – Los juegos en la playa fue lo más divertido. ¡«La carrera de Relevos» fue muy divertida! Es mi juego favorito, dice él.
 
Sarah Joseph (17) por su lado disfruto más con la excursión a la montaña.

– Fue divertido estar junto a todos los jóvenes. La excursión fue también más difícil de lo habitual, ¡creo que por eso fue tan divertido!

Sarah también está preocupada por el valor que es estar junto a otros jóvenes que comparten la misma fe en Dios. – Estos paseos me dan la oportunidad de conocer mejor a otros jóvenes de mi edad que tiene la misma fe que yo, dice Sarah. – Experimentar la hermandad de esta manera, me da una buena oportunidad para ver más de mi misma, y con lo cual puedo trabajar.

 

Los adultos también están agradecidos, tanto por la iglesia en Dubái, como por lo que pudieron escuchar de la conferencia:

Lily Dadlani (48)

– Estoy especialmente agradecida por los hermanos y hermanas fieles que viven esta vida que oímos en la iglesia. Personalmente he experimentado esta bondad, de personas que viven una vida recta frente a Dios.

 

 

Ronald David (42)

– Ha sido de gran estímulo ver a los hermanos y hermanas de todo el mundo con un deseo sincero de ser asidos de su llamado celestial. También ha sido bueno ver que la iglesia en Dubái crece.

Algo que me llego al corazón, fue lo que escuchamos en la conferencia acerca de ser temerosos de Dios y ocuparnos de nuestra salvación con temor y temblor, como está escrito en Filipenses 2, 12.