Conferencia de Hermanas en Australia

Conferencia de Hermanas en Australia

Escrito por: Katie Allen | Lugar: Sydney, Australia | Publicado: domingo, 13 de abril de 2014

Las mujeres de Brunstad la Iglesia Cristiana en Australia se reúnen para escuchar la Palabra de Dios que puede cambiar nuestras vidas, a través de la señal de satélite desde la Conferencia de Hermanas 2014 en Noruega.

«Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados Mateo 5,6.

Una atmósfera de expectación llena el lugar con las mujeres de todas las edades que se sientan a un festivo almuerzo la tarde del sábado, el que marca el inicio de la conferencia anual de Hermanas. Aunque la conferencia se lleva a cabo efectivamente en el Centro de Conferencia de Brunstad en Noruega, las hermanas de BCC Australia se reunieron en Sydney para ver las transmisiones y tener comunión entre ellas. Es algo que todo el mundo estaba esperando, ya que es una rara ocasión para pasar un tiempo juntas en el ajetreo de la vida cotidiana.

La conferencia es un punto culminante para todos los que vienen con una necesidad de escuchar la Palabra de Dios, y obtener ayuda y una guía para su vida diaria.

No importa quienes somos, la Palabra de Dios es capaz de ayudarnos si somos humildes y abiertos a escuchar lo que Dios quiere decir a cada uno de nosotros. El Espíritu Santo puede instruirnos y darnos fe para vencer cuando anhelamos un verdadero cambio en nuestra vida. Podemos pasar de ser mujeres que piensan, actúan y reaccionan de una manera totalmente humana a unas que en cambio se convierten en participantes de la naturaleza divina, (2 Pedro 1,4), y reaccionan en las situaciones de la vida cotidiana de la misma forma que Dios hubiera reaccionado si estuviera viviendo en la tierra. Suena increíble, pero es una promesa que se nos ha dado en la Biblia, en la propia Palabra de Dios.

«Creo que tener comunión con las hermanas es lo mejor de todo» dice Heidi (15 años) en la primera noche de la conferencia. Agrega que se siente afortunada que pueda seguir las reuniones en la pantalla grande, a pesar que no puede estar físicamente en Noruega para el evento. «¡También es muy bueno saber que todas estamos en el mismo camino hacia el cielo y una vida libre de pecado!»

 

Galería de Imágenes