Conferencia de verano 2013 – ¡La palabra de Dios funciona en la práctica!

Conferencia de verano 2013 – ¡La palabra de Dios funciona en la práctica!

Escrito por: Irene Laing | Lugar: Brunstad, Noruega | Publicado: lunes, 15 de julio de 2013

«¡Transformación! ¡Esto es el evangelio!» La conferencia de verano que se celebra cada año en el mes de julio en Brunstad está en pleno desarrollo.

Brunstad

Tres chicos vuelan en los scooteres y hacen señas con la mano. Una pequeña con coletas va hacia la playa con su abuelo de la mano. Allí pululan familias jóvenes, adolescentes y adultos por igual. El olor a asado proviene del patio de una cabaña cercana, la cual está llena de hermanos riendo y hablando juntos. Arriba en el centro de Conferencias una adolescente de ojos brillantes se acerca con una bandeja con comida a un hombre de mediana edad que ha viajado un largo trayecto desde Hong Kong. Un grupo de chicos de veinte años encuentra un lugar en la cafetería que está lleno de gente y comienzan a conversar en alemán. La conversación rápidamente se vuelve una mezcla de inglés y noruego cuando viejos amigos del Programa Internacional de Intercambio Juvenil (YEP) se sientan en la mesa.

Los alrededores de la conferencia están literalmente llenos de vida. Casi 10 000 hermanos de Brunstad la iglesia Cristiana (BCC) han viajado desde 32 países para participar de la conferencia anual de verano en Brunstad, Vestfold.

Paraíso veraniego

Mia Ekholdt, una mujer de 43 años y madre de ocho hijos, ya ha estado de vacaciones con su familia una semana antes de la conferencia. Ella describe a Brunstad como el cielo en la tierra. ««¡Es muy relajante, uno está rodeado de hermanos, todo el mundo es tan bueno el uno con el otro, y a los niños les encanta estar aquí!»

Jana Chavdar, de 18 años es de San Petersburgo, Rusia, y dice que le encanta Brunstad. Estar junto a personas que son tan alegres, la llena de energía. ««¡Personas que realmente se aman!»

Una chica pasa con una trompeta bajo el brazo, y se pierde en el salón de reuniones. Se acerca la hora de la primera reunión de la conferencia de verano en Brunstad.

La mejor parte

Ekholdt dice: «Por supuesto, cuando la conferencia comienza – las reuniones y la comunión – ¡Brunstad está en su mejor momento!»

Po Fung Wong,de 54 años de Hong Kong, ha viajado 24 horas para llegar a la conferencia, y está de acuerdo con Ekholdt. «¡Lo mejor es escuchar siempre la palabra de Dios!»

Son las 11:30, y la primera reunión está en pleno desarrollo. Kåre J. Smith, líder de BCC, habla con entusiasmo y seriedad. Exhorta a la iglesia a recibir consejo de la palabra de Dios, y prestar atención en este, para que nos ayude a tener una vida en transformación. ««¡Una vida en transformación – esto es el evangelio!»

Danyel Iacob, de 22 años de Ozorne, Ucrania, está entusiasta con el anuncio en Brunstad. «Fue poderoso escuchar lo que Kåre Smith dijo sobre llegar a una vida en transformación, especialmente cuando somos jóvenes.» Continúa, «Smith preguntó: ¿Eres alguien con el cual puedo tener comunión?» Iacob dice que la pregunta lo hizo pensar. «¿Soy uno que sólo está de acuerdo con la doctrina, o bien soy uno que vive la vida que escuchamos aquí, de modo que tengo algo de esta vida para dar a los demás?»

La reunión continúa con canciones y mensajes cortos. Un sugerente llamado a actuar describe todo: «Así como creemos – así es como también actuamos», enfatiza Bernt Stadven desde el púlpito.

Probado y experimentado

Es claro que hay un espíritu en la predicación; un poder detrás de las palabras que se anuncian y que transforman la vida. Pero, ¿de dónde proviene este poder?
Ekholdt cree que proviene del hecho que ellos practican lo que anuncian. Varios de los líderes y los ancianos son de Oslo, y explica cómo es su experiencia con ellos en su «iglesia local». «Son personas naturales que viven la vida que ellos anuncian. Son padres de familia normales, fieles en su hogar, en su vida cotidiana.» Mia dice que son una prueba viviente que la vida que anuncian es posible en la práctica – «No se trata de un pensamiento brillante.»

Wong cuenta que su agradecimiento por Smith y los demás hermanos no solo cuenta sus predicas en el púlpito. «No están ahí sólo anunciando la palabra», dice. «Se toman el tiempo para cuidar de nosotros en un nivel personal. Si tengo alguna duda, sé que puedo contar con ellos para un consejo.» Wong explica que los hermanos no sólo le explican lo que debe hacer. «Cuando les pido un consejo, me exhortan de tal modo que aprendo a recibir respuesta de  parte de Dios.»

Los cuatro están convencidos que las palabras que escuchan en la conferencia son verdad. «No siempre entiendo todo», admite Wong. «Pero creo en esto, y lo hago – y siempre da buenos resultados - ¡resultados buenos y positivos!»

El rostro de Chavdar se ilumina cuando dice: «He probado lo que ellos anuncian, y funciona – ¡con eso confirmo que esto es verdadero!»

¡Este es sólo el comienzo de dos semanas fantásticas. Sigue en www.brunstad.org las emocionantes actualizaciones de las reuniones del encuentro de hermanos y la conferencia de niños!