«El cuerpo de Cristo – un gran misterio»

«El cuerpo de Cristo – un gran misterio»

Escrito por: La Redacción | Lugar: Hessenhöfe, Alemania | Publicado: miércoles, 14 de mayo de 2014

«El Cuerpo de Cristo – un gran misterio» fue el tema que la iglesia de Maubach, anfitriona de la Fiesta de Brunstad, eligió para trabajar por un año. El 5 de abril del 2014 se reunieron alrededor de 20,000 hermanos fieles alrededor de todo el mundo para escuchar este mensaje inspirador.

Alrededor de 500 hermanos había en el lugar para la fiesta, la cual se llevó a cabo en Hessenhöfe, Alemania. Desde allí se transmitió en directo a 30 países.

«Ser un cuerpo, significa que tenemos una relación con Cristo que es la cabeza», dijo Kåre Smith, líder de BCC, en su mensaje. «Cada miembro tiene en su lugar la posibilidad de crecer en aquel que es la cabeza.»
A través de diferentes mensajes y videos, fue manifiesto que todos los miembros del cuerpo pueden desarrollarse libremente tal como han sido establecidos y que es importante desarrollarse como aquel que es líder de la cabeza.

La voluntad de Dios se lleva cabo por personas en la tierra, estos son miembros del Cuerpo de Cristo. «Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos». Gálatas 5, 24. Por medio de Jesucristo tenemos la posibilidad de vencer sobre el pecado en nuestra carne, ¡de modo que la vida de Jesús se manifieste en nosotros!

La iglesia local de Maubach preparó un programa variado, con muchas canciones y videos, así como un musical vibrante.

«Ha sido un tiempo interesante para nuestra iglesia, porque uno puede comparar el Cuerpo de Cristo con un cuerpo natural», dice Thomas Schnaitmann, uno de los responsables de la iglesia en Maubach, después de la fiesta. «Si, por ejemplo, una mano va a hacer una tarea, recibe automáticamente el apoyo de la otra mano si es necesario. Del mismo modo lo experimentamos durante la fase de planificación y preparación, que a la postre culminó en un resultado excepcional.»

Johanna Paasila de Finlandia, y Manuel Schradi de México están de acuerdo en que «La transmisión satelital es una herramienta valiosa», como Thomas Schnaitmann lo expresa.

«Cuando vimos la fiesta Brunstad, tuve realmente la sensación de estar allí», dice Johanna con entusiasmo. «Fue como si todos los miembros del Cuerpo de Cristo estaban juntos.»

Manuel también está agradecido por el mensaje que pudieron escuchar a 9.000 kilómetros de distancia. «Uno no es un miembro del Cuerpo de Cristo con sólo asistir a las reuniones. Uno es un miembro del Cuerpo de Cristo si odia su propio pecado y por lo tanto 'crucifica' lo que está escrito en Gálatas 5,24. Así obro de acuerdo a como la cabeza del cuerpo – Cristo – quiere.»

Ahora la fiesta ya es historia, «sin embargo el mensaje continuará teniendo su efecto en todos nosotros que tuvimos la oportunidad de experimentar la fiesta», de esto está seguro Schnaitmann.

Galería de Imágenes