Fe viva en la transformación

Fe viva en la transformación

Escrito por: Hanne Choat | Lugar: Bergen, Norge | Publicado: viernes, 12 de marzo de 2010

¡Una fe viva que puede hacer milagros en mi vida! La madre de pequeños hijos, Birgitte Johannesen (26), nos cuenta entusiasmada acerca de la reunión en Bergen del domingo 7 marzo. Cerca de 300 hermanos de los alrededores de Bergen pudieron escuchar el mensaje acerca de creer que ¡Dios nos puede transformar como personas! 

Kåre J. Smith estuvo especialmente en Bergen para la reunión de este domingo y anunció la palabra de Dios.
– La fe debe obrar junto con nuestras obras, comienza Kåre Smith y lee en Santiago 2. Como ser humano uno puede creer que Dios es bueno, que Él es grande y que vive en algún lugar del universo, pero si yo no creo que Dios pueda hacer un trabajo en mí, entonces la fe no es viva.
– Para nosotros no es tan difícil cree que Dios es tan bueno que puede perdonar nuestros pecados. Pero cuando pensamos que Dios es tan bueno que puede compartir algo de su propia naturaleza con nosotros, entonces no es tan fácil creer, dice Kåre Smith. Más adelante él habla que uno puede pensar que «yo que nací en pecado y miseria me ofendo tan rápido, que es imposible que Dios haga algo conmigo ».
– Pero todo es posible para el que cree, dice Smith. Como personas debemos creer que Dios es tan increíblemente bueno que Él quiere crear algo completamente nuevo en nosotros. Él nos quiere salvar del pecado que nos ata.
– ¡Debemos tener una fe viva en que sus promesas serán cumplidas en nosotros!
Kåre Smith exhorta a entrar en contacto con el Dios que puede y quiere, ¡y que nos dará más que victoria!
– Por la fe nos encerramos en el poder de Dios. Entonces recibimos este poder en nuestro interior y el diablo no puede hacer nada con nosotros, dice él y nos recuerda acerca de cómo David actuó al enfrentar a Goliat. David profetizó acerca de victoria, entonce fue él lleno del poder de Dios y pudo derrotar a su enemigo.


Grandes pensamientos sobre Dios


– Tener pensamientos pequeños sobre uno mismo es correcto, pero también debemos tener grandes pensamientos sobre Dios y sobre el trabajo que Él hace en ti y en mí. ¡Él puede hacer obras maravillosas, incluso en personas pequeñas y débiles! dice Smith, y explica cuan desastroso es pensar que soy humilde cuando tengo pensamientos pequeños sobre Dios. Entonces no creo en su poder ilimitado, ¡que Él tiene poder para transformarme!

 ¡Creer en Dios es creer en milagros!


Un mensaje reconfortante


Los que están presentes son fuertemente edificados por el mensaje que es anunciado. Varios pasan adelante y dan su testimonio personal y expresan que han recibido una fe renovada de que estamos tratando con un Dios bondadoso, ¡que quiere hacer algo completamente nuevo en nosotros!


– Kåre habló acerca de una fe vida que puede hacer milagros en mi vida. Esto no sucede por mí misma, pero por el poder de Dios. ¡Entonces no hay límites para lo que Él puede llevar a cabo! dice Birgitte Johannesen (26).