Fiesta de inauguración del centro de conferencias en Camerún

Fiesta de inauguración del centro de conferencias en Camerún

Escrito por: Charles Abraham | Lugar: Yaoundé, Kamerun | Publicado: martes, 04 de marzo de 2014

Después de haber terminado la construcción del centro de conferencias, los hermanos de BCC Camerún organizaron una gran fiesta de inauguración el día sábado 7 de diciembre.

Durante 40 años, la iglesia en Camerún ha crecido lenta pero segura. Brunstad Christian Church (BCC) comenzó el trabajo misionero en Camerún con algunos contactos en los años 70, y por la gracia de Dios han crecido tres vigorosas iglesias en Yaoundé, Bafoussam y Douala. Para las conferencias anuales se reúnen aproximadamente 500 hermanos- niños, familias, jóvenes y adultos mayores. Hasta ahora los hermanos habían arrendado locales, donde a menudo el espacio era estrecho, así que la iglesia en Camerún necesitaba su propio lugar de conferencia. Al mismo tiempo, trabajaban asidos con la recaudación de fondos para Brunstad Conference Center, que es el principal centro de la misión de la iglesia en Noruega. 

Por esto Kåre J. Smith, El líder mundial de BCC, prometió en El 2006, que Brunstad los ayudaría a construir un centro de conferencias en Camerún, y fue así que el 2012 pudieron comenzar la construcción en Yaoundé, la capital de Camerún.

Bajo el liderazgo de profesionales calificados en BCC Sudáfrica, los hermanos comenzaron la construcción. Después de haber terminado el centro de conferencias, organizaron una fiesta de inauguración el día sábado 7 de diciembre.

Ahora disponen de una herramienta, un lugar donde pueden reunirse…Y fortalecer entre ustedes su ¡llamamiento celestial!

Todos esperaban este momento desde hace muchos años, así que una simple fiesta no fue suficiente. Algunos hermanos, ya habían llegado con antelación el miércoles para preparar el centro para la fiesta. Mucha limpieza, acondicionamiento de los equipos técnicos de sonido, armar las últimas camas, ensayar las canciones y danzas, etc... El centro de conferencias se llenó de hermanos, y el entusiasmo por el nuevo lugar fue enorme.

Kåre J. Smith estuvo presente en la inauguración, junto a varios hermanos de Europa que han anunciado el evangelio en Camerún y algunos hermanos de Sudáfrica y Nigeria. 530 hermanos de las iglesias locales de Bafoussam, Douala y Yaoundé se reunieron para asistir a este fin de semana increíble.

Después de que Smith hubo cortado la cinta, los niños entonaron una canción conmovedora y Claude Kue Kamdem, que es responsable de la iglesia en Bafoussam, le dio la palabra a Kåre J. Smith.

«¡Ahora disponen de una herramienta, un lugar donde pueden reunirse, mantener la comunión juntos y fortalecer entre ustedes su ¡llamamiento celestial!»  VIVE LA FRATERNITE! dijo en francés y la audiencia dio un gran aplauso.

El mensaje sobre esta herramienta resonó en los corazones de todos, y muchos testificaron sobre cómo se utilizará esta herramienta para entusiasmar a los otros al amor y a las buenas obras. «Para los niños, este será un lugar seguro y pacífico.» El lugar de conferencias es lo suficientemente grande para todo tipo de actividades para niños y jóvenes.

La fiesta continuó con muchas contribuciones de las diversas iglesias en Camerún. Canciones de agradecimiento, bailes y una deliciosa cocina camerunés dio a esta fiesta un toque típico de África para el deleite de todos los presentes.

Uno no podría imaginar un mejor lugar este sábado, junto a hermanos que han dado todo para ser una bendición para el prójimo, impulsados por un amor y agradecimiento a Dios, ¡que los lleva a dar su vida por sus hermanos!

La fiesta ha estado realmente a la altura de la bendición que los hermanos de Camerún han recibido durante el período de construcción. Sobre todo si uno piensa en aquellos jóvenes que han hecho los ladrillos a mano, aserrado árboles para preparar la madera para la carpintería, o la preparación de la fiesta misma. El período de construcción y el de la inauguración del fin de semana han sido a la vez ¡un gran reto y una gran recompensa!

 

Luego de tal experiencia uno se queda con un ¡gran agradecimiento! Y un anhelo de estar en la misma carrera, donde uno da su vida por sus hermanos.