Invitados a la conferencia de agosto 2011

Invitados a la conferencia de agosto 2011

Escrito por: Inga M. Larsen, Trond E. Johnsen, Ruben Ellefsen | Lugar: Brunstad, Noruega | Publicado: lunes, 22 de agosto de 2011

Para la conferencia de agosto 2011 de Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC) hubo casi 6000 participantes de 37 países diferentes. Muchos de ellos fueron expresamente invitados para participar con edificación y la experiencia de sus respectivos países, sin embargo, participar de la conferencia de Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC) en Brunstad también tiene como finalidad que reciban inspiración para continuar trabajando con los hermanos de las respectivas iglesias locales de donde provienen. Nosotros nos encontramos con algunos de estos visitantes de Kenia, Camerún y Ucrania.

Charles Ochieng Omolo, Ogango, Kenia

El 5 de agosto de este año era la primera vez que Charles viajaba a Europa. Después de haber visitado a queridos hermanos de Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC) alrededor de Europa,  llegó a Brunstad para la conferencia de verano. Charles trabaja como director de una escuela en Ogango. Es padre de 12 hijos, de los cuales dos son adoptados.

Desde que llegó a la iglesia en 1999, su deseo era venir a Brunstad, para aprender más de Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC) y el trabajo que se lleva a cabo en la iglesia. «He leído mucho de la literatura de la iglesia, y soy asido de este mensaje. Tenía un gran anhelo de venir a Brunstad y escuchar la palabra de Dios de los hermanos, para poder ser de más ayuda en mi iglesia»

Cuando Charles regrese a casa junto a su familia, y a la iglesia en Ogango, espera poner en práctica todo lo que ha aprendido en Brunstad. «Todo lo que he podido aprender aquí, ha sido de gran ayuda para mi vida personal. Mediante la práctica de la humildad – y poner en práctica todo lo que he visto y oído – podré ser de ayuda para los hermanos en Ogango.»

 

Daniel y Cynthia Onyango, Nairobi, Kenia

Daniel, quien es el responsable de la iglesia en Nairobi, es la tercera vez que está en Brunstad, en esta ocasión viajó junto a su esposa el día 12 de agosto y se quedará hasta el 29 del mismo mes.

«Brunstad es nuestro lugar, aquí es donde pertenecemos. Aquí experimentamos vida, verdadera paz y recibimos un impulso celestial.»

Para esta pareja es muy importante la interacción que pueden experimentar con los hermanos en Brunstad. Participan activamente en las reuniones e incorporándose en conversaciones con viejos y nuevos amigos. Lo que ellos aprenden y experimentan en la conferencia lo llevan consigo de regreso a casa para continuar con el trabajo juntos a sus hermanos en Kenia.

Para Cynthia, quien trabaja con las chicas en situación difícil en Nairobi, ha sido especialmente útil venir a Brunstad y aprender cómo puede impulsar su ministerio con las chicas en casa.

Evgenia y Tatiana Balika, Ozorne, Ucrania

Evgenia es el responsable del trabajo con los jóvenes en la pequeña localidad de Ozorne. En el último tiempo, la iglesia ha dispuesto de muchas horas de energía y trabajo voluntario en la construcción de su nueva sala de reunión, sin embargo, siempre hay tiempo para las reuniones de jóvenes, jugar futbol y diversas actividades para niños y jóvenes.

«Para nosotros Brunstad es una fuente de nutrientes para nuestra propia vida, donde también recibimos instrucción sobre cómo continuar el trabajo en nuestra iglesia local», dice Evgenia, además nos cuenta que hay una gran diferencia en ver la conferencia a través de la transmisión satelital y estar en Brunstad. Aquí ellos pueden conocer personas que trabajan en torno a la misma meta, y con quienes pueden compartir sus experiencias personales.

«La gente dice que hay un gran cambio en mí, cuando regreso de Brunstad a mi casa», cuenta Tatiana, cuando le preguntamos qué se llevan consigo a Ucrania. «Uno recuerda las cosas que ha aprendido en la conferencia y aquellas que uno puede continuar trabajando en casa, de tal manera que pueda ser de bendición para los demás.»

 

Pavlo y Olena Hud, Los Cárpatos, Ucrania

Pavlo es el responsable de la iglesia en Los Cárpatos. Ellos llegaron a la iglesia alrededor del año 1992, cuando entraron en contacto con hermanos de Holanda y Hungría.

«Un cuerpo tiene muchos miembros», dice Pavlo, y explica que cuando uno está en Brunstad, puede participar y contribuir con su experiencia, tanto en las reuniones como en las diversas actividades que se desarrollan.

Cuentan que han recibido muchos buenos pensamientos e ideas para llevar a cabo en Ucrania, además de la palabra de Dios y el fortalecimiento que han recibido. Ahora pueden contribuir siendo de ejemplo y trabajando con los hermanos en Ucrania.

 

Martin Tchouya, Duala, Camerún

En la iglesia de Duala los hermanos han construido su propio local, donde se reúnen tres veces a la semana para edificarse unos a otros en la fe, o bien en torno a actividades para niños y jóvenes.

Tchouya vino a Brunstad por primera vez en agosto del 2010. El 12 de agosto de este año está de regreso; listo para experimentar la convivencia con sus hermanos en Brunstad. Su esposa debería estar con él, pero por problemas de visa no pudo viajar. Martin regresa el 21 de agosto a Duala, junto a dos hermanos de Kenia.

«Lo que recibido en Brunstad me ha ayudado a entender que, para que haya éxito en el trabajo con los niños y jóvenes y no se pierdan en la pobreza y necesidad, debo ser más humilde, para escuchar sus necesidades y enfocar ayuda práctica en sus vidas cotidianas. De esta forma puedo ser de ayuda.»

Tchouya dice que deseaba que su esposa viajara a Brunstad, para que también fuese inspirada en su ministerio entre las chicas jóvenes en Camerún. Entre ellas hay necesidad de más colaboradores que pueden entender sus necesidades. Por lo que espera poder viajar con ella en otra oportunidad.

Nsong Christoffer, Yaundé, Camerún

Christoffer (41), participa en el trabajo con los niños y jóvenes en la iglesia de Yaundé. La estadía en Brunstad le ha dado importantes impulsos, los cuales desea llevar consigo a casa y sus cinco hijos, además de los niños y jóvenes en su iglesia local. La iglesia en Yaundé es la iglesia en Camerún con el mayor crecimiento. Con el apoyo de Brunstad pronto se construirá aquí un nuevo centro de conferencias, algo que Christoffer naturalmente espera.

 

Mèdard Nzuko, Bafoussam, Camerún

«He aprendido que, si me encuentro en diversas pruebas y dificultades, es porque Dios quiere mostrarme algo.»

Junto a dos hermanos de Camerún estará Nzuko (51) en Brunstad por un periodo de nueve días (desde el 12 al 21 de agosto). En esta ocasión siente que ha recibido mucha ayuda y buenas ideas, las cuales puede hacer uso en su ministerio cuando regrese a casa con su esposa y 11 hijos en Bafoussam. Además, estos impulsos, ideas y la experiencia de la obra que se realiza en Noruega, será de bien para su iglesia local, lugar donde él y su esposa son importantes colaboradores.