Tesoros de Jakarta

Tesoros de Jakarta

Escrito por: Eunice Ng | Lugar: Jakarta, Indonesia | Publicado: jueves, 20 de enero de 2011

‹‹El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo,›› lee Po Fung Wong desde el pulpito, en la pequeña sala de reuniones.

El mes pasado 32 miembros de Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC) se reunieron en Indonesia para un fin de semana de comunión y diversión, y no menos, para fortalecerse mutuamente en una fe común.

Wong, el lider de este pequeño grupo en Hong Kong, lee de Mateo 13,44, ‹‹Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.››

‹‹Este hombre vio que la hermandad era algo tan precioso, que eligió vender todo lo que poseía para obtenerla. Cuando puedes ver esto mismo, entonces tu sacrificio es mucho más pleno y amplio,›› continua Wong. ‹‹Cuando doy mi vida, recibo luz y recibo comunión. No importa si me gusta o no; yo doy mi vida por los demás.››

Una hermandad valiosa

Es en esta hermandad que Jesse de Jakarta, ha recibido ayuda y aliento.

‹‹Esto es algo grande, que realmente me puede dar apoyo en la vida. Sin esto hubiera sido como un barco que es arrastrado por las olas,›› dice él.

Un joven de 26 años dice que lo mejor que recuerda de su tiempo aquí, fue la subida a la cima de una montaña por la mañana.

‹‹A pesar de que fue muy duro escalar, recuerdo que fue más fácil cuando escalábamos todos juntos. Me di cuenta que es lo mismo en nuestra vida espiritual, en donde yo voy escalando una ‹‹montaña›› mientras estoy en un constante desarrollo en Dios. Es mucho más fácil cuando tengo hermanos que escalan conmigo, que me pueden ayudar cuando estoy agotado, fortaleciéndome en el espíritu y en la fe,›› concluye.

En conjunto, el pequeño grupo de hermanos se divierte practicando diferentes actividades, entre ellas fútbol y asado, conociéndose así mejor entre ellos.

Un odio contra nuestra naturaleza pecaminosa

Este verso en 1 Corintios 1,18 fue de especial ayuda para Thin de Jakarta.

‹‹Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.››

‹‹Es mi anhelo ser santo y sin mancha delante Él,›› dice Thin. ‹‹Cuando llego al reconocimiento de la verdad sobre mi mismo entonces no debo perder la fe. Cuando empiezas a entender tus reacciones normales en la hora de la tentación, deben tus ojos arder fervientemente con el deseo de ser libre del pecado.››

Los hermanos de Jakarta en Indonesia son alrededor de 10-15 miembros. Además de ellos, hermanos de Hong Kong, China, Singapur, Australia, e incluso de países más lejanos como Alemania y Holanda se unieron al pequeño grupo.