Una comunión cada vez más profunda y mayor

Una comunión cada vez más profunda y mayor

Escrito por: Karen-Birgitte Larsen | Lugar: Noruega | Publicado: lunes, 12 de julio de 2010

BRUNSTAD, NORUEGA: El domingo fue el primer día de la conferencia de verano en Brunstad. Frank Ditlefsen con su familia está entre los más de 8500 participantes que atentos ven delante de ellos dos semanas de edificación espiritual, actividades y comunión.

Conoce más de cerca a Brunstad, la familia Ditlefsen y escucha un extracto de Kåre J. Smith en la primera reunión (video arriba).

Significado especial

La conferencia de verano en Brunstad tiene un significado totalmente especial para los miles de miembros de la iglesia alrededor del mundo. Pero, ¿Qué es lo que hace tan especial a este encuentro y cuál es el significado personal que la conferencia de verano tiene en cada individuo?

Tielman Slabbert (Vanderbijlpark, Sudáfrica)
 

 

– Lo que es especial para mí, es la comunión que tenemos en Brunstad. Aquí me reencuentro cada año con mis queridos hermanos de todo el mundo y puedo pasar un tiempo valioso con ellos. Año tras año he experimentado como nuestra comunión a crecido, se ha hecho más profunda y cada vez más valiosa. Aquí compartimos la luz y la ayuda que recibimos de Dios y su Palabra.

– ¡Venir a la conferencia de verano es algo muy importante para mí! Aquí es donde escucho Palabra de Dios y recibo ayuda para mi vida. Experimento lo que está escrito en Isaías 2, 3: Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.

Tove Rytter Berrocal (Lillesand, Noruega)

 

– Cuando pienso en la conferencia de verano, pienso en la canción del cancionero “Caminos del Señor”: «Sube y ve a Sion – nuestra ciudad de fiesta». Venir a Brunstad es una fiesta especial – de la misma manera que los santos subían a Jerusalén en su tiempo.
– En la conferencia la Palabra de Dios es Palabra que se anuncia viva, pura y clara, de modo que puedo recibir luz y ayuda en mi vida personal. Si soy humilde en mi corazón cuando estoy sentada y escucho, entonces Dios abrirá mis oídos en el interior para su Palabra. Entonces recibiré la ayuda que necesito. El objetivo y meta en mi vida ha sido puesta en perspectiva en Brunstad.

 

 

Claude Kue Kamdem (Camerún)

 

– En la conferencia la Palabra de Dios se predica con poder para todos. Lo especial de la conferencia es que los niños, jóvenes y adultos no reciben solamente la Palabra de Dios, sino también la posibilidad de actividades muy divertidas que crean una muy buena atmósfera para todos.
– Personalmente, la conferencia de veranos significa un tiempo para construir comunión entre muchas personas de diferentes rincones del mundo. Conozco a otras personas, y bebo más del agua de la vida, que es la Palabra de Dios, la cual fluye en Brunstad. Brunstad es nuestra Jerusalén, y cada conferencia para mí es como está escrito en Salmos 122, 1-5: Yo me alegré con los que me decían: A la casa de Jehová iremos. Nuestros pies estuvieron dentro de tus puertas, oh Jerusalén… porque allá están las sillas del juicio, los tronos de la casa de David.  

 

Mirjam Wong (Hong Kong, China)

 

– Por el hecho de ser del otro lado de la tierra, para mí es algo realmente fantástico y especial estar en la conferencia de verano. Aquí puedo encontrarme con hermanos de otros países en un mismo lugar. La comunión y unidad es extra buena, dado que todos tienen el mismo anhelo.
– Venir a Brunstad para mí es como venir a una fiesta donde recibo aliento y alimento espiritual, el cual es de gran ayuda para mi desarrollo personal.

 

 

 

 

Grethe Johansen (Grimstad, Noruega)

 

– Disfrutamos de las vacaciones junto a hermanos maravillosos con mucha alegría y diversión. La comunión se fortalece en las asambleas y encuentros.
– Personalmente ha significado mucho para mí venir a la conferencia de verano desde los 13 años. No entendía mucho en aquel tiempo, pero los hermanos eran increíblemente buenos conmigo. Pude experimentar el cuidado del cual hablaban en las reuniones. Desde entonces he sido totalmente dependiente de la renovación espiritual la cual da la fuerza para luchar la buena batalla de la fe. ¡Estoy profundamente agradecida por Brunstad y todos mis maravillosos amigos!