Una iglesia activa

Una iglesia activa

Escrito por: I.M.Larsen | Publicado: martes, 27 de marzo de 2012

Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC), es una iglesia con un alto nivel de actividades, tanto espirituales, como actividades de carácter práctico. ¿Cuál es el propósito detrás de todo lo que sucede en la Iglesia?

En el artículo: Una semana con Brunstad la Iglesia Cristiana (BCC), nos encontramos con seis personas de BCC en Østfold, para experimentar la vida en la iglesia. Después de pasar toda una semana con ellos, podemos sacar la siguiente conclusión: Es increíble la cantidad de cosas que suceden durante una semana en BCC. Sin embargo, ¿cuál es la causa de esto?

Olsen tiene la responsabilidad en la iglesia de Østfold. Olsen dice que las actividades en la iglesia tienen varios objetivos. – Primeramente esta el objetivo espiritual, que es la fuerza motriz en todo lo que hacemos. Sin embargo, el trabajo en la iglesia también tiene un elemento práctico, más humano y social.

Edificación

- Todo está vinculado al fortalecimiento de la fe de las personas presentes – y para honra del Cuerpo de Cristo, que se edifica ahora en el tiempo del nuevo pacto.

Si tenemos un corazón que quiere servir a Dios, entonces todo tiene un provecho espiritual.

Olsen añade a su explicación, que el cuerpo de Cristo es una analogía bíblica de las personas que viven según la palabra de Dios y su voluntad sobre la tierra. En este cuerpo la cabeza es Cristo, y cada miembro está conectado directamente a él. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, escribe Pablo a los corintios. (1 Corintios 12,13) Y en este Espíritu, que nos lleva a condenar el pecado en nosotros mismos, tenemos acceso al Padre, explica Olsen. – Y todos los que viven esta vida, tienen comunión unos con otros. Cuando tales personas se reúnen, entonces hay comunión. Si tenemos un corazón que quiere servir a Dios, entonces todo tiene un provecho espiritual.

Anders Andersen tiene la responsabilidad de los jóvenes en Østfold. Cada viernes se reúnen para la asamblea de jóvenes. Además, participan en diferentes actividades durante toda la semana. Desde el Club de Actividades (AK) los jueves, la reunión de jóvenes los viernes y la asamblea general los domingos.
Andersen señala además, la meta detrás de todas las actividades en la iglesia: que todos sean fortalecidos y se desarrollen en su relación con Dios. Para un joven, es una gran meta vencer aquellas tendencias y deseos pecaminosos que influyen con gran fuerza a todas las personas, sobretodo en el tiempo de juventud. Cuando nos enfocamos en esto, en las diferentes situaciones de la vida, se acaban las peleas y divisiones, y por el contrario la gente se divierte, es agradecida y unida.

Se guardado

Ole Olsen hace hincapié a los otros objetivos de las actividades en la iglesia. Él toma a los niños y jóvenes como ejemplo. – Los niños y jóvenes necesitan actividades. Esto genera entusiasmo y participación.

– Los niños y jóvenes necesitan actividades. Esto genera entusiasmo y participación.

Los niños y jóvenes son un grupo muy vulnerable. Hasta no nacer de nuevo, necesitan actividades que los motiven. Y algo que los guarda en este tiempo, es la bondad que observan y experimentan de las personas cercanas a ellos.
Andersen señala que al estar ocupados con algo, al mismo somos guardados. Afuera la alternativa es ir por el mundo sin un rumbo ni propósito. Entonces, el peligro es mayor de caer en algo que podemos arrepentirnos más tarde en nuestra vida.

El aspecto práctico

Ole Olsen también se ocupa de la importancia práctica que tiene el trabajo voluntario, especialmente para los jóvenes. Olsen habla sobre las habilidades que se les enseñan a los jóvenes, las que en un futuro les pueden servir en sus carreras. A través del trabajo voluntario aprenden a realizar diferentes tipos de tareas, como pintar, trabajos de carpintería y montaje de adoquines, además de servir en las fiestas, preparación de comida y por último y no menos importante, la administración y el liderazgo. La lista aquí es extensa. – Vemos además, que los jóvenes adquieren un sentido de propiedad por las cosas en las que están involucrados. Por ejemplo, tenemos muy poco vandalismo.

– Así también es en la sociedad, la gente clama por programas de acción social, y esperan que la sociedad haga algo al respecto. En la cultura de la iglesia, sin embargo, esta el crear tales programas y proveer nuestra propia acción. Comenzamos un trabajo, y los jóvenes se unen a nosotros.

Tanto Andersen como Olsen hablan con entusiasmo sobre la importancia que es el poder contribuir, ya sea con trabajo físico, participando en la organización de eventos, o actividades para niños y jóvenes.

El alma generosa será prosperada

- El darse a sí mismo – tu tiempo y fuerzas a otros, te da una increíble alegría y bendición.

- El darse a sí mismo – tu tiempo y fuerzas a otros, te da una increíble alegría y bendición. El alma generosa será prosperada, dice en Proverbios 11, 25. Son simplemente las leyes de Dios que se cumplen, dice Andersen con entusiasmo.
- Fue divertido ver ayer a mi hija de trece años; venía de trabajar dugnad (trabajo voluntario) en el local limpiando. Sonreía de oreja a oreja – muy contenta, cuenta Andersen. – Tiene un gran significado para ellos el que puedan participar – sentirse que también son útiles.

También habla con entusiasmo sobre el Club de Actividades, y cómo los niños reciben experiencias de vida junto a los jóvenes mayores, los que son un ejemplo para ellos. – Aquí conocen a jóvenes que piensan y planean cosas divertidas para ellos; que ponen plena y completa atención en ellos. Esto es algo realmente importante. – Para los mismos jóvenes es una gran ayuda, ya que así pueden alejar los pensamientos sobre sí mismo y su propio ego. Cuando se les pregunta – están más que agradecidos y felices. Son alegres. Trabajan sobre sí mismos, para ser más pacientes y tener un amor más grande con los niños.

Por lo tanto, las actividades de la iglesia son beneficiosas en todos los niveles. Olsen y Andersen están enfocados en cómo la comunión y edificación, con los demás miembros, son una ayuda esencial para vivir según la voluntad de Dios. Ambos apuntan además, a la función conservadora que tienen las actividades, tanto para los niños como jóvenes, y la satisfacción y alegría que brinda. Las actividades y el trabajo voluntario llevan consigo muchas ventajas prácticas y bendiciones para todos.