«El poder se perfecciona en la debilidad»

Publicado: 18. agosto 2011

Después de leer en 2 Corintios 12,9, Kåre J. Smith utilizó nuestro temperamento como un ejemplo de la debilidad, el cual está anclado en nuestra naturaleza humana – con facilidad somos tentados a la ira.

Continua explicando que el poder de Dios hizo lo imposible para que Pablo superara su debilidad, porque él la reconocía. «Debemos reconocer nuestra propia debilidad y creer en el poder de Dios», exhorta Kåre – esto quiere decir que debemos humillarnos y reconocer que somos tentados con facilidad. Solo entonces el poder de Dios se puede perfeccionar en nuestra debilidad.