– ¡Entonces sentí que Dios vive!

Publicado: 04. octubre 2013

Está escrito en la Palabra de Dios que cuando oramos a Dios, Él nos escucha. Gershon Twilley cuenta una experiencia personal con esto a los 19 años de edad, en una de sus prédicas a los jóvenes.

Twilley lee primeramente en Jeremías 29,11 «Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré

A pesar de estar en aflicción en su juventud, porque no tenía victoria, igualmente entendió que Dios había producido algo en él – un anhelo que tenía que ver con Dios. Esta aflicción llevó a Twilley a juntarse con otros de su edad a orar a Dios. Una de esas noches experimentó cómo Dios respondió su oración, y recibió una fuerte convicción de que Dios estaba allí y oía sus oraciones.

Hay muchas oraciones que son hechas a Dios cada día, y Él oye cada una de ellas. Sin embargo, no todas las oraciones las responde, porque no provienen de un corazón puro y fiel. Aquí puedes aprender más de la oracion de fe.