– ¡Era incapaz de mantener la alegría!

Escrito por: BKM Media Team Inglaterra | Publicado: 13. febrero 2014

Helen Simons tenía un anhelo hacia algo más que ese cristianismo seco que ofrecían en la mayoría de las congregaciones cristianas. Un día conoció a Len Hines y Emmy Williams y todo cambió.

Aunque Helen había dado su corazón a Jesús ya con doce años, y creía decisivamente en el perdón de pecados, sentía un vacío – que todavía estaba bajo la esclavitud del pecado. Nada de todo lo que escuchaba le era de ayuda.

Sin embargo un día entró en contacto con personas que tenían un mensaje que realmente podía ser de ayuda. Lo que aprendió de ellos la ayudo a comprender la grandeza de Jesús, y a ver el camino que Él le había dejado. ¡Jesús fue tentado como nosotros, pero no cometió pecado! Esto le dio a Helen una nueva esperanza y una fe viva de que esto también podía ser posible para ella.